Buscar
jueves 16 agosto 2018
  • :

UE limitará el uso de antibióticos en animales por efectos en la salud humana

UE limitará el uso de antibióticos en animales por efectos en la salud humana

UE limitará el uso de antibióticos en animales por efectos en la salud humana

El fenómeno de la resistencia a los antibióticos constituye uno de los problemas globales de salud pública más graves a los que se enfrenta la medicina moderna y supone un importante riesgo tanto para la salud humana como para la sanidad animal. Por ello, los expertos han analizado los retos y desafíos que genera este problema a nivel global y nacional, en unas jornadas celebradas en la Fundación Ramón Areces.

Durante el evento, que ha contado con la presencia de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), Belén Crespo, y que ha estado coordinado por Cristina Muñoz, jefa de servicio del Departamento de Medicamentos Veterinarios de la Aemps, se ha presentado la primera edición española del Informe JIACRA (Análisis Interinstitucional de Consumo y Resistencia de Antimicrobianos), que se centra en el estudio de las asociaciones entre el consumo de antibióticos en seres humanos y animales y la aparición de resistencias.

Las conclusiones del encuentro

Entre sus conclusiones, el informe destaca que en España, el consumo total de antibióticos es mayor en medicina veterinaria que en humana. No obstante, el consumo total en veterinaria ha disminuido un 14% desde 2014, mientras que en el ámbito de la salud humana en hospitales se ha incrementado en un 9,5%.

Al juntar todos los datos, el estudio concluye que hay relaciones significativas entre el consumo de antibióticos y el porcentaje de resistencias a los mismos tanto en personas como animales. Pero destaca especialmente la relación en el caso de animales.

Las primeras versiones de este informe a nivel europeo, que han sido comentadas por Dominique L. Monnet, director del programa de resistencia a los antibióticos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades(ECDC), ya han confirmado el vínculo entre el consumo de antibióticos y la aparición de resistencia en humanos y animales y, en el caso del estudio español, las conclusiones son similares.

Las resistencias a los antimicrobianos también han sido abordadas desde el punto de vista de las políticas de salud por Pilar Ramón-Pardo, asesora regional en resistencia a los antimicrobianos de la Organización Panamericana de la Salud(OPS), quien ha defendido que las resistencias antimicrobianas “no es sólo un problema de salud pública, sino que también tiene un impacto económico”, por lo que todos los países deberían invertir en luchar contra el mismo.

Consumo y venta de antibióticos en animales

Por otro lado, Jordi Torren, coordinador del proyecto ESVAC de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, según sus siglas en inglés), ha centrado su ponencia en el consumo y venta de antibióticos para uso en animales en Europa, aunque sin desligarlo de los efectos que esto puede provocar dentro del concepto One Health. En este sentido, ha señalado que los datos referentes a 2016 que están recogiendo desde la agencia europea son positivos respecto al descenso en el uso de antibióticos, especialmente en España.

Como medidas más eficaces para reducir las resistencias, mejorar la limpieza e higiene en las granjas, así como el desarrollo de vacunas, es una de las claves junto al uso prudente de los antibióticos que ya existen, según Torren.

También desde un punto de vista internacional, Ernesto Liébana, jefe de la Unidad Biocontam, de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), ha repasado las acciones que está llevando a cabo esta institución respecto a la resistencia a los antimicrobianos en la cadena alimentaria y los grados de resistencia que se están detectando en los distintos animales de producción.