Buscar
miércoles 18 octubre 2017
  • :

Rescata a un animal y llena tu vida de alegría

Rescata a un animal y llena tu vida de alegría.

Llegar a casa y encontrar a un perrito feliz de verte, o un gatito que te ronronea, puede cambiar tu día. Y la mejor noticia es que no tienes que comprar uno, la adopción te puede abrir las puertas a un mundo de amor. Rescatar a una mascota, bien sea un perrito o gato, no solo cambiará la vida del animalito rescatado, si no la tuya.

Dicen que “el perro es el mejor amigo del hombre”, quizás esta sea la razón por la que muchas personas disfrutan de la compañía y el cariño que regalan los peludos. Los perritos, por ser animales domésticos fieles, capaz de ofrecer amor e identificar a su dueño, se han apoderado del corazón de muchos sin importar su tamaño, color o pelaje. A pesar de sus muestras de afectos, ¡hay tantos callejeros criollos en la calle que necesitan una familia!

Cuando un animalito, sea perro o gato, no tiene un hogar está expuesto a sentir frío, a la desnutrición y a otros factores que afectan su bienestar. ¿Por qué no ayudarlos a conseguir un refugio?

Te presentamos las razones por las que un perro o gato no debe vivir en las calles, parques o recintos abandonados:

La veterinaria Nancy Ávila, profesora de la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Universidad del Zulia, le explicó a Pitoquito, vía telefónica, como las vicisitudes que afrontan estos animales en la calle también afectan a su entorno:

Desnutrición. Ellos comen lo que consiguen, sin fortalecer su organismo con alimentos nutritivos.
Contaminación. Rompen las bolsas de basura; esto afecta la salubridad de las comunidades y las expone a enfermedades.

Fuentes de contagio. Los gatos y perros, que habitan las calles, están propensos a contraer infecciones, y contagiar a otros animales.

Rabia canina. Los perros en condiciones precarias llegan a producir rabia canina, una condición que puede ser transmitida a una persona a través de una mordedura.
“Un animal sin hogar, es una vida desamparada”, exclamó la especialista quien tiene 22 años de experiencia.

La experta en animales ratificó que es “importante fomentar en la población una cultura de adopción de animales” e instó a la reflexión: “los perros y gatos no son una moda. El amor incluye a cualquier raza de perro, y lo magnifico de tener un perro mestizo callejero es que se adapta a cualquier espacio”.

En sus argumentos, Ávila reconoció la importancia de las organizaciones que le brindan protección y cuidados los animales: “las casas de apoyo animal rescatan a perros y gatos de cualquier raza. Ellos  ayudan a controlar la proliferación de los animales en la calle”.

En Maracaibo funciona la Asociación para la Defensa y Protección de los animales (ASODEPA), una organización sin fines de lucro que trabaja en el resguardo de animales y defiende su derecho a una vida sin maltrato.

¡Abre tu corazón, y adopta a un peludo!

“Invitamos a las personas a brindarle calor de hogar a los perros y gatos” expresó Patricia Arno, coordinadora de logística de ASODEPA, quien además, en una entrevista con Pitoquito, enumeró los pasos a seguir para rescatar a un peludo:

  • Agarra al animalito, previendo que no vaya hacerte algún daño.
  • Regálale agua y comida.
  • Llévalo al veterinario, él te indicará los cuidados diarios, de vacunación y esterilización.
  • Decide si vas a adoptar o dar en adopción al pequeño.

La representante de la asociación agregó que en caso de querer poner en adopción al canino, puedes contactarlos a través de sus redes sociales @asodepaadopciones en Instagram. Ellos te ayudarán a difundir la información y encontrarle un refugio al perrito o gatito. Para conocer sobre sus jornadas de servicios veterinarios y  esterilización a bajos precios visita su página web www.asodepa.org.ve

Arno cerró el paso a paso incitando a la sensibilización y amor por los animales: “Ellos también tienen derechos y hay que cuidarlos. Las mascotas no solo necesitan agua y comida, requieren tiempo para educarlos, ayudarlos en su recreación y ejercicio. Como sus responsables debemos estar pendientes de su esterilización y visitar al veterinario por lo menos una vez al año”.

Fuente: Panorama