Buscar
jueves 19 octubre 2017
  • :

Las aves con los picos más extraños según National Geographic

Además de sus alas, sus colores y su canto, las aves tienen un rasgo que es difícil pasar desapercibido: su pico. Cada especie de ave tiene un pico diseñado especialmente para sus necesidades, y habiendo más de 10 mil especies en la naturaleza nos preguntamos ¿cuáles son algunos de los picos de aves más extraños del mundo?

Picos peculiares

No nos referimos a las cumbres montañosas, sino a los picos de las aves; las dos partes córneas que forman sus mandíbulas superior e inferior.

Y descubrimos que, de las  10,500 especies aviares conocidas en el mundo, algunas tienen picos indiscutiblemente singulares.

Por ejemplo, el chorlitejo piquituerto neozelandés (Anarhynchus frontalis) es el único pájaro conocido cuyo “pico se dobla hacia un lado”, informa Bob Mulvihill, ornitólogo del Aviario Nacional de Pittsburgh. Tal vez luzca raro, pero es ideal para atrapar a las efímeras que se ocultan bajo las piedras de los ríos.

Muchas aves tienen picos que se curvan hacia abajo, o decurvados, como se observa en los fetornitinos (Phaethornithinae); en particular, el colibrí ermitaño (Phaethornis striigularis), cuyo “pico encaja exactamente en la curvatura” de las flores de que se alimenta, señala Mulvihill.

Pocas aves tienen picos curvados hacia arriba, o recurvados. Se dice que el hormiguero pico de hacha (Clytoctantes alixii), una especie sudamericana en peligro de extinción, tiene la sonrisa de la Mona Lisa; y se sabe que muchas variedades de avocetas rozan las aguas someras con sus picos delgados y recurvados para capturar presas diminutas.

Encajan a la perfección

Por si no te has dado cuenta a estas alturas, los picos de las aves nos revelan mucho de su estilo de vida, prosigue Mulvihill.

Endémico del oriente de América del Sur, el rayador americano o pico de tijera (Rynchops niger) es el único pájaro con prognatismo: la parte inferior del pico (mandíbula inferior) es más larga que la superior. Esto permite que la especie roce el agua para atrapar presas en pleno vuelo.

Los picos de la especie de pinzones Loxia curvirostra, o piquituertos, se entrecruzan en vez de encajar limpiamente, una adaptación que les permite extraer semillas de las piñas de pino.

Pese a su nombre, el pico de la espátula rosada (Platalea ajaja) “hace las veces de tenazas para ensalada”, las cuales el ave introduce entreabiertas en el agua y mueve de un lado a otro para atrapar presas, explica en un correo Jerome Jackson, ecólogo conductual de la Universidad de la Costa del Golfo de Florida.

El picozapato (Balaeniceps rex) es un ave africana de la región de los Grandes Lagos y su pico, como cabe suponer, tiene forma de zapato; pero es tan grande que, según Mulvihill, “le quedaría a Shaquille O’Neal”.

¿Qué comen con semejantes picos?“

Casi cualquier cosa que se les antoje”, responde Mulvihill, aunque les gustan mucho los cocodrilos bebé.

Picos y más picos

Hay picos que no se hicieron para comer.

El cálao rinoceronte (Buceros rhinoceros), del sureste de Asia, tiene un casco sobre el pico. El sonido resuena “en esta cámara eminentemente hueca y apanalada, que amplifica los reclamos de las aves”, informa Mulvihill.

Los frailecillos machos y hembras de los climas nórdicos lucen coloridos “picos de aspecto muy cómico” para atraer parejas, añade Mulvihill.

“Sin embargo, cuando no es época de apareamiento, esas placas córneas y coloreadas desaparecen”, de suerte que el pico “se vuelve mucho menos exagerado y llamativo”.

Fuente: National Geographic