Buscar
viernes 20 octubre 2017
  • :

Abandono animal se ha incrementado 100% en Aragua

Proteccionistas de la ciudad de Maracay aseguraron que durante el último semestre de 2016 e inicios de 2017 se ha incrementado 100% el abandono de animales domésticos producto de la crisis económica actual que vive el país. El precio de los alimentos para perros y gatos, sin contar los costos de medicinas, consultas veterinarias y otros implementos que le brindan calidad de vida a los canes, equivalen a un salario mínimo mensual y han contribuido considerablemente al abandono o la desnutrición de las mascotas.

Abandono animal se ha incrementado 100% en Aragua.

Esta realidad, además de ser grave es cada día más fuerte y trae como consecuencia otros problemas igualmente complejos derivados de la vida al aire libre de perros y gatos, como la reproducción incontrolada y la proliferación de enfermedades, convirtiéndose en un problema de salud pública que pudiera desencadenar consecuencias insospechadas.

Alejandra Araujo, proteccionista independiente que tiene tres años dedicada al cuidado y atención de animales, expresó que tener una mascota es una responsabilidad y un compromiso, ya que un animal es un compañero y un ser vivo indefenso.

Indicó que más allá de los maltratos que reciben las mascotas, existen muchas personas que no tienen la capacidad de destinar fondos de su sueldo para alimentar a sus animales, por lo tanto hay que crear conciencia entre la población para que quienes decidan adoptar  entiendan que obligatoriamente deben buscar alternativas para alimentarlos, y que el abandono no debe ser una opción.

Nuevos factores que inciden el el abandono animal

Aunque en el país siempre han existido animales en situación de calle, la emigración es otro de los factores que ha incidido considerablemente en el abandono que incluso afecta a mascotas de razas. Araujo manifestó que desde su organización, desde la cual brinda apoyo a perros y gatos, todos los días recibe llamadas de personas que se van del país y “no saben qué hacer con sus mascotas”.

Expresó que así como la persona destina meses de su tiempo para poner en orden toda la documentación para salir del país, también debe destinar tiempo y recursos para emigrar con sus mascotas o en últimas instancias realizar una reubicación que no sea traumática para el animal. Informó que existen muchas asociaciones que ofrecen ayuda en este sentido y orientan a los venezolanos sobre que documentación es la necesaria para transportar a un animal fuera del país.

La Misión Nevado, organismo oficial para la protección de los animales en Venezuela, ha dejado claro en diferentes oportunidades que el abandono animal tiene consecuencias legales dentro del país. Exhortan a la población a dirigirse a la Consultora Jurídica de la Misión para denunciar las irregularidades y los casos a los que debe dársele seguimiento para la protección de las mascotas.

En Venezuela, desde el año 2010, fue establecida la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, la cual ordena a las municipalidades brindarles protección, y además establece sanciones para quienes incurran en conductas como el maltrato que cause dolor o lesiones, actos crueles, mutilaciones, salvo las que se practiquen quirúrgicamente en beneficio de la existencia del animal, las cuales se clasifican en leves, graves y muy graves, dependiendo del hecho punible.

En el mismo sentido, esta reglamentación responsabiliza a los municipios del control y retención de animales abandonados; incluyendo la creación de instalaciones acordes para su cuidado y manejo hasta que puedan ser reintroducidos en hogares de familias responsables, por medio de programas de adopción.

En Aragua existen muchas asociaciones que les brindan asesoramiento a los ciudadanos de forma gratuita, las cuales trabajan a través de redes sociales como Facebook e Instagram.  También ofrecen jornadas de adopción, vacunación, esterilización y de recolección de donativos. Cabe destacar que estas organizaciones son sin fines de lucro y solamente cuentan con el apoyo de los ciudadanos que ven en los animales a un compañero y un amigo.

Fuente: El Periodiquito