Buscar
miércoles 20 septiembre 2017
  • :

Venezuela estaría lejos de ser territorio libre de fiebre aftosa

Venezuela podría continuar en un cerco sanitario internacional. Recientemente el ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, anunció el inicio del Plan Nacional de Vacunación de Ganado Bovino,  para el cual se dispondrían tres millones de dosis, que atenderían el 23% del rebaño nacional.

Dicho programa acercaría aún más a Venezuela a ser territorio libre de fiebre aftosa, según expone el mismo ministro. No obstante, al consultar a expertos en la materia sobre la condición de sanidad animal en el país,  ellos afirman que  se  carece de políticas públicas que garanticen la disponibilidad de vacunas para cubrir un grupo importante de bovinos, no solo contra la fiebre aftosa, sino también contra otras enfermedades como la brucelosis y leptospirosis. Tampoco se pueden adquirir vacunas como la RB51 y Z59 en el mercado nacional.

Ganado 13

Venezuela estaría lejos de ser territorio libre de fiebre aftosa.

Al respecto, Carlos Eduardo Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenagas), precisó que la sanidad animal va más allá de los tres millones de vacunas y el porcentaje que esto cubre. “La problemática es aún más grave porque en el país no hay medicinas para niños con cáncer, ni pañales o hipertensivos, mucho menos habrá vacunas para los animales”.

Manifestó que múltiples enfermedades de animales mantienen un carácter zoonótico, se transmiten a los seres humanos, por lo que estarían en riesgo los venezolanos que podrían padecer alguna de estas por razones sanitarias.

Manuel Cipriano Heredia, exdirector de Fedenaga, miembro de la antigua Comisión Nacional Contra la Fiebre Aftosa y médico veterinario, recordó que en la Comisión Suramericana para la Erradicación de la Fiebre Aftosa (Cosalfa), del pasado mes de abril, el Gobierno nacional presentó un informe en el que se señaló que el rebaño nacional eran 15.508.106 cabezas, monto que no considera cierto. No obstante, tomándolo como referencia oficial, serían entonces insuficientes las tres  millones de dosis para el plan de vacunación  en el país.

Subrayó  que la fiebre aftosa no es el único problema a enfrentar, sin embargo, es el más notable, porque existe una campaña de erradicación al respecto.

-Supuestamente en los últimos dos años no ha habido foco de fiebre aftosa en Venezuela. Si estamos en una campaña de erradicación y no se cuenta con una cobertura del 90% de vacunación animal, se podría perder todo el trabajo que se ha hecho.

Asimismo, apuntó que si el Gobierno distribuye  los tres millones de dosis, solo a través de programas sociales, los medianos y grandes productores, tendrán sus rebaños desprotegidos, porque no habría suficiente vacuna, ni tampoco como importarla de manera particular.

El ciclo inició en diversas zonas del Zulia el 15 de abril. Mientras que en  Barinas, el 1 de mayo. Toma 60 días.

Sin alternativas

Sobre cuál podrían ser las medidas a tomar por los medianos y grandes productores que no obtengan las vacunas a través del Gobierno,  Albornoz manifestó que si bien han realizado las diligencias correspondientes para solevar la falta de vacunas con la dirección pecuaria del Ministerio de Agricultura y Tierras, es conocido por todos que las vacunas no estarán disponibles para atender la demanda nacional.

-No hay recursos para traer  las vacunas. Nos han dicho que tratemos de conseguir dólares para intentar importarlas,  pero han sido ellos los que han dilapidado 1.3 billones de dólares en el país y  han hecho tanto daño al aparato económico venezolano.

Al consultarle, qué ocurrirá entonces con los animales que no formen parte del programa gubernamental de vacunación, señaló que “simplemente se quedarán sin vacunas, así como las personas con cáncer tampoco reciben su tratamiento”.

Heredia acotó que si bien algún laboratorio aceptaría importarla con dólar paralelo, podría existir una penalización sobre las partes, con base en el contenido de la Ley Contra el Ilícito Cambiario.

-Estamos entrampados, porque por un  lado no podemos usar dólares distintos a los oficiales, pero estos no se consiguen, mientras enfrentamos problemas para vacunar nuestro ganado.

El médico veterinario manifestó que Venezuela es el único país endémico de fiebre aftosa, donde no se ha erradicado la enfermedad, en tal sentido, explicó que solo con una amplia cobertura de vacunación es posible garantizar una amplia inmunización del rebaño, a fin de no presentar focos.

Precisó que en 2002, el Ministerio de Comercio, no firmó el convenio MAC-SASA-Fedenaga, lo que  ocasionó problemas en la garantía de un amplio  porcentaje de planificación. De 92% de garantías de vacunación, se bajó a 65%, por lo que en 2003 se registraron 63 focos de fiebre aftosa en el país. De no vacunarse en un alto porcentaje el rebaño nacional, de nuevo se corre el riesgo de que haya focos de la enfermedad.

“Aquí se debe aplicar un plan de ayuda alimentaria. Caemos en un tema muy complejo, que nos preocupa profundamente. Seguiremos intentando por todas las vías resolver el tema, pero nos tienen acorralados”, comentó Albornoz, quien manifestó que podrían ser siete millones de reses, las que se queden sin vacunación, de las casi nueve millones 300 mil que según cálculos de Fedenaga hay en el país.

Más allá de las cifras, aseguró que lo  importante es la generación de políticas públicas  que den impulso a la producción nacional, ya que con decretos de emergencia y cierres de frontera no se solucionará el problema. Venezuela demanda que se preste atención a la producción nacional, a fin de intentar revertir tan compleja situación

Contrabando de extracción
También estarían en riesgo, zonas libre de exportación  de carne al mundo como Colombia y Brasil.

Albornoz destacó que Venezuela es el único país de América, que por restricciones sanitarias, mantiene un cerco sanitario de instituciones internacionales         que le impide exportar carne.

Sin embargo, a través del contrabando de extracción, son muchos los animales que pasan hacia Colombia  de manera ilegal, por “los caminos verdes”.

-Noche a noche nos roban animales. Esta semana se robaron 350 animales en tres  fincas de la Sierra de Perijá, por lo que también se pondrían en riesgo estados  países vecinos.

Estos bovinos serían “la mitad de baratos” en comparación con precios en Colombia.

-Los animales nuestros  no están vacunados y organizaciones mundiales que cuidan el tema de la sanidad ambiental, no nos dan el visto bueno para exportar animales.

Expresó que Venezuela no cumple con los requisitos mínimos  sanitarios y que sólo mantiene cerrados los puentes, pero no las zonas por donde contrabandistas y ladrones siguen sacando las reses.

Erradas políticas

“En Venezuela  hay un conjunto de condiciones que surgen de políticas públicas, que impiden avanzar en temas como la inseguridad.”, manifestó Albornoz, quien recordó que recientemente culminó el periodo de prórroga del Decreto de Emergencia  y no hubo mejoría al respecto. “Las soluciones  se construye no se decretan”, comentó.

Sin embargo, “se mantiene la retórica y no se construye una plataforma realmente sustentable que entregue las herramientas necesarias a los productores, quienes no tienen confianza en el Estado ni en el país y es allí por donde se tiene que comenzar”, señaló.

-Aquí no está claro el tema de la propiedad de la tierra. Nadie invierta en una tierra en la que no se tiene la certeza si es propia o no.

Recordó que la caída del PIB en el sector agrícola fue del 15% en 2015, cifra histórica y nunca vista.

Heredia, por su parte, apuntó que según resoluciones de Consalfa, se presentó recientemente la cuarta resolución internacional,  en la cual se pide a los países amigos de Venezuela, ayuda o intermediación para adquirir vacunas de fiebre aftosa, así mismo sugieren  al Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai), trabajar  en conjunto con el sector privado, debido a que en los tres últimos años, no se ha concretado la participación de los últimos y, según normativas, debe asistir un represente del sector público y otro del privado.

Corrección de la Aftosa

Sobre si el país podría ser un territorio libre de fiebre aftosa, Heredia señaló  que Venezuela debe superar múltiples obstáculos  para  ser  un país libre de esta. En Venezuela existió una Comisión Venezolana para la Erradicación de la Fiebre Aftosa, la cual reunió sectores oficiales y privados, encuentro que dejó de funcionar en 2003.

-Todo lo que se hace, es solo por decisión del sector oficial, pero internacionalmente queda establecido que debe existir un trabajo  en conjunto entre el sector gubernamental y el privado, por lo cual también desconocemos si las cifras del sector oficial son verdaderas.

En consideración de Heredia, la cifra gubernamental de más de 15 millones de reses, podría no ser cierta, y quizás podrían ser sólo 12 millones de cabezas de ganado o 10 millones. No obstante, no hay medios para conocer a  precisión este dato, por falta de estadísticas confiables.

En tal sentido, destacó la necesidad de que se restituya la conformación de esta comisión,   a fin de garantizar altos porcentajes de cobertura, así como la disponibilidad de vacunas para  los diferentes ciclos.

Albornoz indicó que es necesario se realice  un gran censo ganadero y caracterización del hato nacional, a fin de conocer las actuales condiciones y cuánto  animal  resta, luego del contrabando de extracción, que aumenta cada día.

Asimismo, propone la creación de una zona económica especial en el área fronteriza (Apure, Táchira, Zulia y Barinas), a propósito de superar la distorsión económica que allí existe, entre otras razones por el control de cambio.

-El problema son las políticas públicas. No se confían en las condiciones del país  y los inversiones no quieren traer dinero… Se vulneró lo más neurálgico del tejido productivo venezolanos: la confianza.

Para recuperar esta, ambos representantes del sector, consideran conveniente se realicen severos cambios en políticas públicas.

No se ha exportado carne

El ministro Castro Soteldo manifestó que con este programa y la erradicación de la fiebre aftosa, Venezuela aumentaría la producción bovina, para de nuevo exportar como en el siglo  XXI.

Al respecto, el presidente de Fedenaga precisó que históricamente Venezuela no ha sido exportadora de carne. Sin embargo,  en 1996 registró una producción que atendía el 97% de la demanda poblacional.

Manifestó que Venezuela no ha gozado con el visto bueno de organismos internacionales, entre otras razones, porque los ciclos de vacunación no se cumplen con la regularidad que deberían.

Caída productiva de carne
El presidente de Fedenaga precisó que en  2015 la producción nacional de carne, solo atendió 36%  de la demanda venezolana. A esto sumó que exitió una importante caída en la importación de carne por falta de recursos, por lo que el 80% de lo que se encuentra actualmente en los anaqueles es de producción nacional.

-Somos un aparato productivo que todavía está batallando  y dado lucha, para no permitir que la población sea sometida en materia de adquisición de alimentos.

“Tuvimos un consumo mínimo de hasta 9 kilogramos de carne  per cápita, durante el primer cuatrimestre del año”, señaló Albornoz, quien precisó que en la actualidad, Venezuela no tiene abastecimiento suficiente de carne, pollo, cerdo, ni leche, ni granos, arroz, maíz, prácticamente ningún alimento.

-Necesitamos 960 mil toneladas de alimentos por mes,  3 millones y medio de toneladas, de aquí al 15 de agosto, que no están en Venezuela  y que no vienn por barco.

Calificó la situación como “compleja” y manifestó que no se le da la suficiente atención a la misma. “Vemos que a quienes les toca decidir en políticas públicas, están ocupados en el tema electoral y mientras eso ocurre, Venezuela hace cola”.

Aseguró que la Federación Nacional de Ganaderos, deplora esta problemática.

Fuente: El Impulso