Una sola vacunación no reduce la transmisión de H5N1

Una única vacunación en los pollos de engorde comerciales no reduce la transmisión del virus H5N1 de la influenza aviar de alta patogenicidad, según un estudio realizado en Indonesia.

Okti Poetri de la facultad de Veterinaria de la Universidad Agrónoma de Bogor en Indonesia, junto con investigadores de la Universidad de Utrecht, de la Universidad de Wageningen y del Centro de Investigación e Instituto Nacional de Salud Pública y Medioambiente de Holanda, investigó la eficacia de una sola vacunación contra la influenza aviar H5N1 en pollos de engorde comerciales. Su estudio se ha publicado en la revista científica Veterinary Research.

La vacunación de pollos se ha convertido en una práctica rutinaria en los países asiáticos en los que la influenza aviar de alta patogenicidad H5N1 es endémica, según Okti Poetri y sus coautores. Sobre todo se aplica en parvadas de ponedoras y reproductoras pero normalmente se deja a los pollos de engorde sin vacunar. Estudiaron si la vacunación podía reducir la transmisión del virus H5N1 de la influenza aviar de alta patogenicidad entre pollos de engorde.

Se realizaron cuatro series de experimentos, cada uno consistió en 22 pruebas exactamente iguales que contenían una pareja de aves. Los experimentos del 1 al 3 se realizaron en aves de cuatro semanas de edad a las que se había vacunado o dejado sin vacunar al día 1 o al día 10 de haber nacido. El experimento 4 se hizo con pollitos de un día sin vacunar. Era una vacuna inactivada, emulsionada en aceite, producida en la región.

Se inoculó un pollo de cada prueba con el virus H5N1 de la influenza aviar de alta patogenicidad. Se monitoreó el curso de la cadena de infección a través de análisis serológico y a través del aislamiento del virus que se realizó en hisopos traqueales y cloacales. Se basó el análisis en un modelo SEIR estocástico que usó un marco bayesiano inferencial.

Cuando se realizó la inoculación en el día 28 de edad de los pollos, la transmisión era eficiente en aves sin vacunar y en aves vacunadas a los 10 días de edad.

En estos experimentos, las estimaciones del periodo latente (alrededor de 1 día), del periodo infeccioso (alrededor de 3,3 días) y el parámetro de la tasa de transmisión (alrededor de 1,4 por día) fueron similares, ya que fueron estimaciones del número de reproducción (aproximadamente 4) y del intervalo generacional (alrededor de 1,4 días).

La vacunación solo produjo grados muy bajos de anticuerpos HI (del inglés, inhibición de la hemaglutinación) en unas pocas aves y una sola vacunación no fue eficaz para la reducción de la transmisión.

La explicación más probable para la reducción de la eficacia en comparación con las ponedoras fue la presencia de anticuerpos maternos derivados (del inglés, MDA) en el momento de la vacunación, dijeron los investigadores.

El Dr. Poetri y los coautores concluyeron que la transmisión fue significativamente menos eficaz en pollos sin vacunar cuando la inoculación se hacía al día de nacer. Añadieron que los resultados mostraron que la vacunación de pollos de engorde no reduce la transmisión, lo que puede deberse a la interferencia de la inmunidad materna.

Vía elsitioavicola.com
Foto: Sxc.hu