Buscar
martes 23 julio 2019
  • :

Un tribunal de EE UU impide patentar los animales clonados

El método para clonar animales como a la famosa oveja Dolly puede ser patentado, pero los animales resultantes no, según ha dictaminado un tribunal federal de Apelaciones de Estados Unidos. El juez del caso Timothy Dyk ha argumentado que “la identidad genética de Dolly a su padre donante la vuelve imposible de patentar”.

Pilar Ossorio, profesora de leyes y bioética de la Escuela de Derecho de la Universidad de Wisconsin, ha asegurado que la decisión era una victoria para quienes crean que clonar animales era moralmente incorrecto. “Este dictamen le quita un incentivo a las organizaciones investigadoras para seguir adelante con la investigación sobre clonación, al menos en los márgenes”, ha afirmado Ossorio.

Los científicos Ian Wilmuty Keith Campbell del Roslin Institute de Edimburgo, Escocia, generaron titulares internacionales e intensos debates éticos en 1996, cuando crearon a la oveja Dolly, el primer mamífero en ser clonado a partir de células adultas. El animal, que recibió el nombre de la cantante Dolly Parton, fue sacrificada seis años después tras diagnosticársele una enfermedad pulmonar progresiva.

El instituto, que posee una patente del método de clonación llamado transferencia nuclear celular somática, solicitó una patente sobre los clones que fue desestimada por el examinador de la Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de Estados Unidos el 2008.

En febrero de 2013, dicha oficina sostuvo la decisión del examinador y dijo que los clones no poseen “características marcadamente diferentes de otras encontradas en la naturaleza”. Estos al mantener la determinación, el Circuito Federal ha establecido que la naturaleza, los fenómenos naturales y las ideas abstractas no pueden optar a la protección de patentes.

Salvatore Arrigo, abogado del Roslin Institute, se ha mostrado decepcionado con el veredicto.“No hay dudas para nadie de que Dolly fue creada por el hombre”, ha dicho.

El instituto argumentó que sus clones se distinguían de sus donantes mamíferos, en parte, debido a que factores ambientales podrían hacer que su forma, tamaño, color y comportamiento sean diferentes de los de sus donantes.

El Circuito Federal ha rechazado estos argumentos y ha recordado que el Roslin Institute había dicho que esas diferencias se producen “independientemente de cualquier esfuerzo del poseedor de la patente”.

 Fuente: El País