“Síndrome de la nariz blanca” está amenazando con provocar la extinción de murciélagos en EEUU

Una letal y siniestra enfermedad conocida como “síndrome de la nariz blanca” está amenazando con provocar la extinción, al menos a nivel regional, de ciertas especies de murciélagos consumidoras de insectos, informaron investigadores en Estados Unidos. La infección se está expandiendo rápidamente alrededor del noreste de Estados Unidos y Canadá y podría causar la extinción regional del pequeño murciélago denominado miotis, señaló un equipo de expertos en la revista Science.

Se trata de una de las especies más comunes de murciélagos en América del Norte, considerada beneficiosa debido a su apetito por los mosquitos. “Esta es una de las peores crisis de flora y fauna que enfrentamos”, dijo Winifred Frick, de la University of California en Santa Cruz.

“Los murciélagos afectados por esta enfermedad son todos de especies consumidoras de insectos, y un solo murciélago puede comer su peso corporal en insectos por noche, incluidos algunos que son plaga”, añadió Frick.

El síndrome, relacionado con un hongo que se expande entre los murciélagos cuando hibernan, afecta al menos a siete especies, indicaron los autores. La condición fue identificada hace apenas cuatro años, en Albany, Nueva York. Desde entonces, más de 1 millón de los mamíferos voladores murieron en lugares tan distantes como Tennessee y Oklahoma.”La pérdida de tantos murciélagos es básicamente una experiencia terrible por lo mucho que aportan estos animales en lo que hace al control de insectos”, explicó Frick.

El hongo causa la muerte de los animales de una forma bastante siniestra: El hongo crece en la nariz, las membranas de las alas y en las orejas de los murciélagos mientras hibernan en cuevas y minas durante el invierno. Los investigadores aseguran que esto provoca que los murciélagos se despierten con frecuencia, lo cual los obliga a quemar sus reservas vitales de grasa y ello da como resultado que mueran de hambre antes de la llegada de la primavera.

Por tal motivo, los investigadores estiman que el 73 por ciento de los animales de una colonia mueren una vez que los alcanza la infección. “Debido a la rápida expansión geográfica de este hongo en los últimos cuatro años, esperamos que el síndrome de la nariz blanca afecte de manera negativa a las especies de murciélagos que forman las colonias de hibernación más grandes de Estados Unidos”, dijo el biólogo Thomas Kunz, de la Boston University.

Dentro de esas especies se encuentran dos en peligro de extinción, que habitan fundamentalmente en los estados del centro-oeste de Estados Unidos. “Una reducción tan severa de la población (de murciélagos), especialmente si la enfermedad se expande más al sur y al oeste de su actual distribución en el este de Norteamérica, podría causar cambios impredecibles en la estructura y funcionamiento del ecosistema”, concluyó el equipo de Kunz y Frick.

Fuente: www.univision.com