Buscar
Jueves 27 Julio 2017
  • :

Sera que los animales también sueñan

Es difícil saberlo, pero a veces podemos observar a nuestras propias mascotas tener reacciones mientras duermen. Pueden ladrar, gemir y moverse e imaginamos que han de estar soñando. ¿Realmente lo están haciendo? La ciencia opina que sí.

Perro Durmiendo 4

A veces puede resultar difícil saber o determinar qué cosas tiene en común el ser humano con el resto de los animales. Por supuesto, no me refiero a cosas tan obvias como ojos, pulmones, corazón, sangre, etc., sino a rasgos que durante mucho tiempo se creyeron únicos en las personas.

Por ejemplo, algunos animales (y no solo los defines) tienen sexo por placer. ¿Pero qué otras cosas comparten con la humanidad? ¿Qué tal el sueño? Todos los animales duermen. ¿Pero sueñan? Y si lo hacen… ¿con qué?

La fisiología del sueño

Es difícil saber si las aves, los insectos y los peces sueñan, pero los científicos señalan que los mamíferos tienen entre sí una estructura neuronal muy similar, y que esta estructura puede ser la determinante que les permitiría soñar. Los animales entran en la fase REM (Rapid Eye Movement), misma en la que ocurren los sueños.

Tiempo atrás, el propio Darwin señaló que todos los animales pueden soñar, pues él mismo era testigo de los sonidos y movimientos que hacían mientras dormían. Igual observó Aristóteles antes que él.

La actividad en el hipocampo de los animales mientras duermen

Estudios realizados por el Instituto de Tecnología de Massachusetts en ratas sugieren que sueñan, pues la actividad en la zona del hipocampo se dispara mientras duermen. El hipocampo es la parte del cerebro relacionada con la memoria, y las ratas mostraron las mismas señales de cuando recorrieron un laberinto cuando estaban despiertas. Esto indica que las ratas soñaban con el laberinto. A raíz de este descubrimiento, se ha logrado incluso controlar lo que sueñan las ratas.

El hecho de que la memoria entre en acción revela que los animales pueden rememorar su actividad diurna mientras están dormidos. Curiosamente, en la literatura a menudo se pueden encontrar escenas donde los perros u otros animales sueñan con partes de su vida. Los perros persiguiendo liebres por el campo alegremente, los gatos retozando sobre el tejado, etc.

Por el momento, los estudios del sueño en animales todavía no han sido tratados abundantemente. Es difícil determinar si todos los animales sueñan o si sueñan igual, cuantos sueños puedan tener, que duración tienen, qué es lo que sueñan o si los sueños que tienen son parecidos a los que los hombres tenemos.

¿Podrán también tener pesadillas? ¿Sueñan las aves con volar y los peces con nadar? ¿Qué sueñan los grandes depredadores, los tiburones, las águilas, los tigres? ¿Los sueños van de acuerdo a la identidad del animal? Hay todavía mucho por descubrir y entender el sueño en los animales podrá también hacernos entender el nuestro y la relación que tenemos con los demás habitantes del planeta.

Fuente: Informa21