Buscar
Viernes 21 Julio 2017
  • :

Reglas sencillas para el uso adecuado de las vacunas

Es importante manejar y mezclar las vacunas apropiadamente para que éstas funcionen correctamente al ser aplicadas a los animales. A continuación les presentamos algunas sugerencias para el manejo de las vacunas.

1. Lea cuidadosamente la información de la etiqueta, como:

– La dosis correcta.

– La vía de administración – subcutánea (debajo de la piel) o intramuscular (en el músculo).

– La edad de los animales a los que se puede vacunar.

2. Asegúrese de mezclar y manejar bien las vacunas antes de usarlas.

– Una vacuna de virus modificado viene en dos frascos en la misma caja – uno con líquido y el otro con un comprimido seco. -Una vacuna de virus muerto viene en un solo frasco ya lista para usarse – no se requiere mezclar, tan sólo agite el frasco antes de usar.

3. Para mezclar correctamente una vacuna de virus modificado:

– Abra la caja y tome los dos frascos. En uno viene el diluente (líquido) y en el otro se encuentra el comprimido sólido.

– Utilice una aguja limpia y seca para extraer el diluente del frasco y transfiéralo al que contiene el comprimido. Una vez hecho esto, agite el frasco para que se mezclen bien.

Las vacunas de virus muerto son más seguras, pero también deben utilizarse sólo como se indica en la etiqueta.

Lea cuidadosamente la etiqueta de las vacunas de virus modificado para ver si no hay contraindicaciones de uso en animales gestantes.

Marque las jeringas para no confundir con qué vacunas han sido utilizadas. Usted debe utilizar diferentes jeringas para vacunas de virus modificado, de virus muerto y vacunas clostridiales. Utilice un método permanente para marcar las jeringas – la cinta de color o los marcadores permanentes de diferentes colores funcionan bien.

Al vacunar mantenga limpias las jeringas y no las coloque donde éstas se puedan ensuciar. Cambie la aguja cada 10 animales.

Las vacunas siempre deben ser almacenadas a la temperatura que indique la etiqueta; por lo general entre 2 a 7 grados Centigrados en el refrigerador o en una hielera junto a la manga de trabajo o brete.

Recuerde que las vacunas de virus modificado contienen organismos microscópicos vivos. La luz solar o las temperaturas extremas los pueden destruir. Utilice todo el contenido una vez que sean abiertas y mezcladas. No almacene vacunas en jeringas en una hielera o en el refrigerador.

Cuando termine de usar las jeringas, lávelas con agua caliente. La mejor manera es enjuagarlas con agua a alta temperatura. Sin embargo, se puede utilizar agua caliente de la llave. No utilice jabón. Asegúrese de siempre leer, y seguir, detenidamente las indicaciones en las etiquetas de todos los productos.

Fuente: Venezuela Ganadera