Buscar
lunes 19 noviembre 2018
  • :

Reduzca las pérdidas por alimento en su finca

En la mayoría de los establos lecheros, los costos de alimentación representarán el mayor gasto individual. Con el aumento de precios de la leche, el alimento se está consumiendo lo que de otro modo podrían ser margenes de ganancia por la leche bastante buenos. Ahora más que nunca, el controlar las pérdidas de alimento es imprescindible.

¿Qué es una pérdida de alimento?

Simplemente se define como la cantidad de alimento suministrado o cosechado en la granja que no es consumido por el ganado para el que se destina.

Si usted no mide estas pérdidas, no hay manera de manejarlas. Mientras mas grande la lechería, más importante será este factor.

Quizás el avance más importante en esta área ha sido la adopción del uso de las basculas para camiones que entran a la lechería así como para los equipos que se utilizan para mezclar el alimento. Además, importantes avances se han hecho en la última década en el software de computadora para ayudar a los productores a realizar un seguimiento a la mezcla de alimentos así como a los cambios de inventario.

Las pérdidas de alimento son causadas por muchos factores, incluyendo los errores en el peso de entrega, el viento, pájaros, roedores, neumáticos, alimento esparcido, ganado arrojando alimento, pérdidas de alimento en el bunker de ensilaje, alimento rechazado, calentamiento y deterioro de alimento en el comedero, pérdidas por humedad, errores de mezcla, la precisión de la báscula, cuchillas para arrimar alimento, combinación de ingredientes, alimento desperdiciado por los alimentadores y repartidores, fermentación del ensilaje, manejo del comedero, manejo de plástico, movimiento o almacenamiento de alimento y daños causados por agua.

¿Qué es lo normal? Usted siempre va a tener un cierto nivel de pérdidas de alimento, pero el objetivo debe ser minimizarlo.

Por ejemplo, en un estudio reciente compartido por una lechería en Arizona, el personal midió las pérdidas siguientes durante un período de 60 días:

• Alimento proveniente de una planta de balanceados – más de 16 por ciento

• Granos secos de destilería – más de 9 por ciento

• Producto comercial de la harina de soja – más de 9 por ciento

• Heno de bermuda – más de 7 por ciento

• Ensilaje de maíz – más de 16 por ciento

El nutricionista de esta lechería ayudó a alcanzar la meta de lograr tan solo 5 por ciento en pérdidas de alimento.

El valor de 5 por ciento de todo el alimento que no fue desperdiciado fue de casi $175,000 por año, tomando en cuenta los precios pagados por alimentos en el 2012, en comparación con el 12 por ciento, o cerca de $420,000, de perdidas de alimento del año anterior.

Eso significa que la lechería pierde $245,000 si no pone esfuerzo en reducir estas pérdidas. Las pérdidas se produjeron en una lechería de 1,000 vacas e incluyó el costo del alimento para las vacas de ordeño, las vacas secas y las vaquillas, pero no los becerros.

Las pérdidas de alimento ocurren en muchas formas, y muchos factores resultan en el desperdicio.

La pérdida de alimento puede representar 5 a 15 por ciento del coste total de los raciones en la ganaderia de leche. Los altos costos del alimento y los bajos precios de la leche aumentan la importancia de reducir el coste total de la alimentación.

La reducción de las pérdidas de alimento es una oportunidad de ganar mas dinero para casi todas las ganaderias de leche sin importar su tamaño.

Fuente: Venezuela Ganadera

Ganado Comiendo 1