Buscar
Jueves 20 Julio 2017
  • :

Rabia puede manifestarse en contagiado después de un año de la mordedura animal

La rabia es una enfermedad que ataca directamente al sistema nervioso. El proceso de incubación del virus dependerá de qué tan lejos esté la mordedura o arañazo del cerebro (ver infografía). En este sentido el infectado puede presentar síntomas hasta un año después de recibida la mordedura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el virus se propaga por el sistema nervioso central produciendo una inflamación progresiva del cerebro y la médula espinal y desemboca en muerte. Previo a ello, el paciente contagiado presenta fiebre, salivación excesiva, dilatación del iris y la alteración de los centros motores del sistema nervioso.

¿Qué hacer en caso de ser mordido o arañado por un perro? El Minsa recomienda ejecutar la “Triada Preventiva” que consiste en tres simples pasos.

El primero es lavar inmediatamente la herida con abundante agua y jabón. Enseguida se debe identificar y capturar al animal agresor. Finalmente se debe acudir al centro de salud para recibir el tratamiento, que consiste en cinco dosis (vacunas) retrovirales suministradas a los 0, 3, 7,14 y 28 días después del ataque.

La captura del animal es importante porque sirve para su observación. Si el perro muere diez días después de la agresión, estaba contagiado.

Fuente: La República