Por qué las personas que tienen mascotas son más felices

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. Aunque los que tienen gatos, aseguran que no los cambiarían por nada en el mundo. Lo cierto es que, más allá del animal que elijas, compartir la vida con una mascota hace que tu vida sea más plena.

Felicidad 1

Llegar a tu casa y que te reciban con saltos y alegría, sin importar la hora que sea o cómo esté tu cara después de un día larguísimo. Tirarte en el sillón del living a leer con la compañía de tu gato, o jugar a las escondidas con el hurón de la familia. Por más que demanden trabajo, los animales brindan grandes satisfacciones y hacen de tu casa un lugar más cálido y confortable.

Su amor incondicional, las pilas siempre listas para dar un paseo y su energía positiva, transforman e inciden tu vida más de lo que te imaginás. Te contamos por qué tener mascotas te hace una persona más feliz.

1. LOS ANIMALES SON BUENOS PARA LA SALUD

Convivir con seres de cuatro patas prolonga la vida y promueve la buena salud. Según los especialistas, las mascotas son sinónimo de medicina preventiva ya que reducen los niveles de estrés, disminuyen la presión sanguínea y fomentan la actividad cardíaca.

Jeremy Barron, director médico del Centro Beacham de Medicina, dice: “Si no estás listo para tener un amigo peludo en tu casa, podés ofrecerte a pasear el perro de algún vecino, cuidar del gato de un amigo o donar tu tiempo a algún refugio de animales de tu localidad, incluso interacciones cortas proporcionan beneficios”.

2. DESPIERTAN LA HORMONA DEL AMOR

Las mascotas disminuyen la hormona ligada al estrés llamada cortisol y, por contrapartida, elevan los niveles de oxitocina, la hormona que segregamos cuando estamos enamorados y felices.

Un estudio realizado por el Instituto médico Johns Hopkins, determinó que el 84% de los pacientes con estrés postpostraumático a los que se les dio un perro redujeron significativamente los síntomas. Es que la felicidad y la tranquilidad no es sólo una cuestión de espíritu, sino también de biología: las hormonas que segregue tu organismo influyen mucho en tu estado de ánimo.

3. ACTIVAN EL CUERPO Y LA MENTE

Si adoptás una mascota tenés que ocuparte de alimentarla, sacarla a pasear, mantener el calendario de vacunación al día, hacer visitas periódicas al veterinario, cambiar las piedritas si es un felino y cepillarle el pelo si tiene pelo largo. Los cuidados son muchos y eso te obliga a que estés atento, tengas que organizarte y muevas el cuerpo, sobre todo si tenés un perro que requiere caminatas y ejercicio diario.

4. AYUDAN CON LAS RELACIONES SOCIALES

Llevar a pasear a un perro al parque puede ser la excusa perfecta para relacionarte con otras personas. Los amantes de las mascotas siempre tienen algo en común: la comida, el cuidado, las gracias que hace su fiel amigo o un buen veterinario, todo puede ser el comienzo de una amistad, y quien te dice, hasta de un nuevo amor.

5. MEJORAN EL AMBIENTE LABORAL

Son muchas las empresas que deciden adoptar mascotas para generar cohesión laboral. Tener animales domésticos en una oficina ayuda a distender el clima, compartir problemas y soluciones, humanizar el espacio de trabajo y divertirse durante una pausa.

Fuente: Informe 21