Buscar
jueves 21 septiembre 2017
  • :

Mitos sobre algunos animales

Para resolver la duda sobre si los lemmings son suicidas, también hemos investigado si realmente las avestruces entierran sus cabezas en la arena y si los gatos siempre caen de pie.

Para empezar, los lemmings —unos roedores parecidos a los ratones—, que viven en las tundras de América del Norte y el norte de Europa, no se matan a propósito.

Gordon Jarrell, un biólogo retirado de Museo del Norte de la Universidad de Alaska en Fairbanks, dice que el mito puede tener sus orígenes en los booms cíclicos de las poblacionales de los animales, que se ven reforzados por factores como la disponibilidad de alimentos.

En Suecia y Finlandia, estos auges poblacionales en primavera llevan a los lemmings a dispersarse desde las montañas, en busca de mejores alojamientos, un viaje descrito en una edición de 1918 de la revista National Geographic.

Cuando los lemmings encuentran cuerpos de agua, algunos se empujan para nadar, dice Jarrell, y al no tener la capacidad para llegar lejos, “muchos se quedan varados en las playas”.

En cuanto a los lemmings migrantes que evitan morir en el agua, a menudo sobreviven y producen colonias durante unos cuantos años “en lugares donde normalmente no se encontrarían lemmings”, añade, lo cual es bastante distinto a la autodestrucción.

Un documental sobre la naturaleza de Disney, de 1958, White Wilderness, también reforzó el mito suicida, al fabricar escenas de lemmings “entregándose” a la muerte por ahogamiento, según el Departamento de Pesca y Caza de Alaska.

¿Se puede enseñar trucos nuevos a perros viejos?

Sí, asegura Tami Pierce, veterinario de la Universidad de California en Davis. Esta noción quizá se debe a que los perros de edad avanzada pueden tener condiciones médicas como artritis, que causa dolor crónico, y eso los hace parecer menos dispuestos a participar.

De hecho, ya que la función cognitiva de los perros también se pierde a medida que envejecen, Pierce recomienda que los propietarios enseñen a sus perros de edad avanzada trucos nuevos a través de una capacitación positiva, basada en la recompensa, lo cual ayuda a estimular sus cerebros. (Lee: ¿Por qué tu perro come excremento?)

¿Los avestruces esconden la cabeza en la arena?

Este mito puede provenir de una estrategia antidepredadores que utilizan las avestruces, explica vía correo electrónico Rosalina Ángel, experta en aves de la Universidad de Maryland, en College Park.

Si estas grandes aves anticipan una amenaza, se acuestan con las cabezas planas, de manera que sus oscuros cuerpos parecen arbustos y no una comida apetitosa.

¿Los gatos siempre caen de pie?

Hay algo de verdad en esto. Gatitos incluso de meses de edad, normalmente aterrizan en posición vertical, aunque “no todos los gatos desarrollan la misma velocidad, y no todos los gatos pueden hacerlo bien cada vez”, dice Natalie Waran, veterinario de la Universidad de Edimburgo en Escocia, a través de un correo electrónico.

Los gatos tienen un mecanismo de auto-enderezamiento regulado por una parte de su oído interno que hace que la cabeza, el cuello y el cuerpo giren en “la posición de aterrizaje apropiada,” dice Waran. Doblar la espina dorsal también les ayuda a absorber el impacto del aterrizaje.

Fuente: www.ngenespanol.com

Castor 2