Buscar
jueves 18 octubre 2018
  • :

En Venezuela no se valora la vida animal

Debemos aprender a valorar todas las formas de vida que existen en el planeta, y esto incluye la vida animal. Los humanos nos hemos convertido en seres frívolos y sin compasión. No queremos dedicar nuestro tiempo a cuidar, proteger y respetar a los animales, llegando incluso a maltratarlos o sacrificarlos para nuestro consumo.

Nunca se nos ha ocurrido pensar que los parques zoológicos o los acuarios, que tanto nos gusta disfrutar en familia, son lugares dañinos y crueles, pero lo cierto es que lo son, y voy a explicarlo con un ejemplo:

¿Qué sentirías tú si un día te raptaran alejándote para siempre de tu hogar y de tu familia, para encerrarte en una prisión por el resto de tu vida?, ¿te gustaría? No lo creo. Sería una existencia muy triste. Pues así se sienten todos aquellos animales que permanecen en cautiverio en un zoológico.

Los circos son un caso aún peor ¿Puedes imaginar lo que sienten los animales en un lugar donde los torturan y golpean casi todos los días, para que obedezcan a sus entrenadores, con el único fin de aprender trucos que nos “entretienen”? Una vez que se termina la función, ellos vuelven a su cruda realidad: una pequeña jaula donde duermen, comen, y hasta hacen sus necesidades fisiológicas. En algunas ocasiones, están encadenados de pie, por horas, sin poder “echarse”. Esto solo puede llamarse explotación y maltrato, los cuales, muchas veces, conducen a la muerte del animal.

En Venezuela tenemos las famosas “mangas de coleo” o coleo de toros, que consiste en que varios jinetes, con sus caballos, persiguen a un toro alrededor de un terreno de tierra, una suerte de coliseo. El jinete agarra al toro por la cola y lo derriba, es decir, es un deporte macabro, donde no solo se maltrata, sino se humilla a los toros.

Y por último, todos conocemos las peleas o riñas de animales. En unas se utilizan gallos, son las conocidas como “galleras”. En otras, se usan perros, de raza “pitbull”. Ambas actividades entretienen a los humanos, pero hacen sufrir y causan la muerte de los animales.

En Venezuela desgraciadamente no existen suficientes refugios, fundaciones u organizaciones que rescaten, defiendan y den a conocer los derechos de los animales. Así que, es de suma importancia que las personas denuncien toda forma de maltrato animal, y las leyes ofrezcan la debida importancia a estas denuncias, y sancionen a quienes cometan actos crueles y salvajes contra los animales.

Con nuestro ejemplo, creceremos como seres humanos y como ciudadanos, y demostraremos que queremos y respetamos a la naturaleza, y por supuesto, a nuestro país.

No es una tarea sencilla. Requiere valor, motivación, perseverancia, y unión, pero vale la pena intentarlo, y la recompensa es infinita: los animales son seres sumamente agradecidos con quienes los tratan bien, y sentiremos una gran paz de conciencia por actuar como verdaderos seres humanos.

Para quienes quieran unirse y colaborar con esta causa de salvar a todos los animales y alejarlos de las actividades y lugares arriba mencionados, pueden unirse a la campaña #NoalosZoologicosyCircos #NoalasMangasyPeleasdeanimales

Anímate a devolverles la libertad a todas las especies de animales en cautiverio, o que estén en manos perversas.

José Rafael Cordero Sánchez @JoseCorderoS

josercs1@hotmail.com

Fuente: Informe21