Buscar
lunes 19 agosto 2019
  • :

El orégano, posible alternativa de utilización en la producción animal

La población mundial crece cada vez más, de ahí que se exija más alimentos para satisfacer las necesidades nutritivas diarias y esto solo se logra a través de un aumento en la producción de alimentos, lo cual es esperado entre otros con la producción de aves y cerdos.

Al mismo tiempo existe una tendencia cada vez más creciente en la utilización de alimentos más seguros, debido a los serios problemas ocasionados con el uso de antibióticos y productos químicos como las hormonas en la nutrición animal.

Hipócrates (3,77 AC) planteó: “Permite que el alimento sea tu propio medicamento”; viejo refrán que sigue muy de moda en la nutrición animal, donde se ha dado un vuelco hacia fuentes de alimentos más naturales y donde se han realizado trabajos con un gran número de aditivos nutritivos tanto en Cuba como en el mundo, especialmente con los antibióticos como estimulantes del crecimiento en las dietas de los cerdos, los cuales demostraron gran eficacia en el comportamiento productivo así como en los desórdenes digestivos y paralalelamente aumentaron las preocupaciones por la seguridad alimentaría, la contaminación ambiental y los riesgos para la salud, creció así la tendencia hacia las estrategias alternativas de manejo y alimentación de los animales en las primeras etapas sin el uso de antibióticos.

En relación a esto, en los últimos tiempos, el reto para productores e investigadores ha sido buscar sustancias que incrementen la producción de aves y cerdos, y que a la vez puedan ser menos agresivos al ambiente y aceptados por los consumidores. Nuevos productos se han desarrollado para ocupar dicho lugar y que usados en cantidades relativamente pequeña revelan resultados satisfactorios muy importantes, dentro de este grupo se incluyen, los extractos vegetales y aceites esenciales.

Aditivos Fotogénicos

El uso de los extractos data de miles de años atrás, ya que eran usados por los egipcios, chinos, indios, griegos e incluso, Cristóbal Colón descubrió América mientras buscaba un atajo para encontrar hierbas y especias que hoy son de normal uso y se hallan de una u otra forma en todas las despensas, estos extractos y aceites contienen componentes activos que se han mantenido como base de nuevos medicamentos.

A estos extractos vegetales y aceites esenciales empleados en la alimentación animal se les conoce como aditivos fotogénicos. Los aceites esenciales extraídos de las hojas y flores de plantas son efectivos en la lucha contra bacterias gram – positivas y gram – negativas. Un caso singular de esto son los extraídos de la familia de las labiadas donde se encuentra el orégano.

El orégano

Comprende más de dos docenas de diferentes especies de plantas, con flores y hojas que presentan un olor característico y que son utilizadas con fines culinarios. La hoja del orégano se usa no solo como condimento de alimentos sino también en la elaboración de cosméticos, medicamentos y bebidas, motivos que lo han convertido en un producto de exportación.

La Organización Mundial de la Salud estima que cerca del 80% de la población en el mundo usa extractos vegetales o sus compuestos activos para sus cuidados primarios de salud.

Al orégano se le considera no sólo como alternativa para sustituir los antibióticos promotores del crecimiento, sino, para obtener incrementos de eficiencia y aumentar palatabilidad en sistemas donde se utilicen subproductos y alimentos de escaso valor nutricional, que generalmente tienden a afectar el comportamiento y la salud animal.

¿Como usar el orégano en la producción animal?

Las formas de utilización del orégano en la producción animal son diversas, una de ellas lo constituye la extracción de su aceite esencial esta forma de utilización se ha incrementado considerablemente en los últimos tiempos demostrando la actividad biológica de sus componentes con muy buenos resultados.

Los métodos convencionales utilizados para la extracción del aceite esencial son el uso de solventes orgánicos y la destilación con arrastre de vapor método de excelencia por ser de fácil aplicación y económico tanto a nivel industria como de laboratorio, de hecho en algunos laboratorios de centros de investigación de nuestro país han aplicado esta técnica. Sin embargo existe un método más antiguo y consiste en sumergir las plantas en aceite vegetal dentro de un recipiente de vidrio, para exponerlas al sol durante una o dos semanas. Los productos obtenidos por este método son adecuados para incluir en los piensos de nuestros animales.

En cuanto a su composición se han logrado identificar gran cantidad de compuestos, y sólo se han encontrado como componentes principales activos al Timol y Carvacrol, sustancias fenólicas propias del orégano que alteran la permeabilidad de la membrana celular de bacterias patógenas como las Salmonelas y E. coli, responsables de trastornos digestivos en las categorías menores porcinas. De ahí que su obtención a gran escala, así como su empleo en la alimentación resulte de gran interés para la producción animal.

No solo el aceite constituye una forma eficiente de utilización, las hojas frescas incluidas en la dieta ha sido de gran aceptación por mejora en la palatabilidad de los piensos con resultados beneficiosos de manera general en el comportamiento productivo e indicadores de salud de nuestros animales monogástricos. Otra forma de aplicación ha sido la obtención de harina de orégano a partir de la hoja secadas y molidas con niveles bajos de inclusión hasta de un 1% en la dieta.

¿Que beneficios nos brinda el orégano?

* Actúa contra determinadas bacterias.
* Confiere un sabor especial a las dietas, haciéndolas más palatables.
* Proporciona una acción preventiva y curativa contra la diarrea.
* Mejora el índice de conversión, la ganancia diaria y la digestibilidad de los alimentos.
* No requiere periodo de supresión previo al sacrificio, pues no deja residuos en la carne.

Los resultados de investigaciones realizadas en todo el mundo, fundamentalmente en países tropicales como el nuestro demuestran (tabla 1) la eficacia de su utilización y abren sin duda alguna un camino alternativo a su empleo.

Tabla1. Comportamiento productivo de cerditos alimentados con aceite de orégano

El orégano, posible  alternativa de utilización en la producción animal

La tabla 2 evidencia respuesta de los patógenos al tratamiento con el aceite de orégano en bacterias como la E.coli, Salmonellas y Pastereulla Multocida. El crecimiento de estos microorganismos patógenos se inhibe con el empleo de estos productos y en menor medida en los Stapylococcus. Los trabajos realizados parecen confirmar que estas sustancias ejercen su acción fundamentalmente sobre la membrana celular de las bacterias negativas, demostrándose de esta manera una de las propiedades de estos productos naturales antimicrobiana.

Tabla 2. Respuesta de los patógenos al tratamiento con aceite de orégano.

El orégano, posible  alternativa de utilización en la producción animal

El uso de la harina de orégano a partir de las hojas secas en la alimentación de pollos de engorde (tabla 3) ha evidenciado su actividad biológica por lo que no cabe duda que constituye una alternativa promisoria al uso de los antibióticos como estimulantes del crecimiento en la actualidad, por lo que no debe limitarse la posibilidad que brinda esta especie vegetal de ser usada en la nutrición y salud de animales Monogástricos.

Tabla 3. Comportamiento productivo de pollos de engorde con diferentes niveles de orégano.

El orégano, posible  alternativa de utilización en la producción animal

*** P<0.001 abc medias con letras no comunes difieren entre si P < 0.05 según Duncan (1955)

Además, es importante conocer que el cultivo de esta planta no requiere grandes atenciones agrotécnicas, ni de una época especifica para brotar y crecer .Por otra parte Nuestro país cuenta con grandes producciones de orégano y obtener su aceite no requiere de grandes inversiones, por lo que se recomienda. Aprovechar la oportunidad de utilizar aditivos naturales que no tengan efectos negativos en el animal y el hombre.

Fuente: www.aacporcinos.com.ar
Lazara Ayala González, Manuel Castro Perdomo y Mayuly Martínez Palenzuela.
Instituto de Ciencia Animal