Buscar
sábado 20 julio 2019
  • :

El Cáncer en los Animales

El cáncer es un crecimiento no controlado de células anormales, sobre o dentro del cuerpo. El cáncer puede ser benigno o maligno, pudiendo estar localizado o incluso invadir tejido adyacente o diseminarse a lo largo del cuerpo.

Pero el cáncer no sólo es una enfermedad de seres humanos, sino que también es posible encontrar cáncer en mascotas y animales, incidencia que aumentará con la edad. De hecho, según estadísticas de la AVMA, casi la mitad de las muertes en perros de más de 10 años, se asocia a un tipo de cáncer.

Aunque la causa de la mayoría de los tipos de cáncer en los animales y mascotas es desconocida, las investigaciones sugieren que la polución ambiental (exposición al tabaco, humo de tubos de escape, etc.) y los alimentos ricos en vísceras y harinas animales (que concentran pesticidas, hormonas, colorantes y preservantes artificiales); pueden ser factores que contribuyen a la aparición de cáncer en nuestras mascotas. Estos factores de predisposición tendrán aún mayores consecuencias cuando nuestras mascotas están deprimidas o débiles, tanto en aspectos inmunitarios, como físicos y psicológicos.

El desconocimiento de sus causas específicas del cáncer en animales, también tiene un efecto en el diagnóstico temprano de estas patologías. En muchos casos la evidencia es circunstancial y se presenta pasando a estados más avanzados. Los medios de prueba más utilizados son radiografías, pruebas de sangre, ultrasonografía, examen físico e historia médica. No obstante, la biopsia será siempre el medio de verificación más certero y específico.

Cada tipo de cáncer requiere un cuidado individual y puede necesitar una combinación de terapias de tratamiento, dentro de las que destacan la cirugía, quimioterapia, radiación, inmunoterapia e incluso tratamientos alternativos. Aún así, el tratamiento de cáncer en mascotas es complicado y sus resultados dependerán en gran parte del tipo y extensión del cáncer, así como también la agresividad de la terapia.

Aún así es posible clasificar los resultados esperados en tres categorías: a) mantener una buena calidad de vida durante el tiempo que queda, b)extender la vida más allá de lo que generalmente se espera, o c) la curación de la condición disminuyendo o desapariciendo.

La AMERICAN VETERINARI MEDICAL ASSOCIATION y la SOCIEDAD VETERINARIA DE CANCER, nos presentam un muy interesante resumen sobre el cáncer en mascotas en sus páginas web: http://www.avma.org y http://www.vetcancersociety.org

Tipos Comunes de Cáncer en un Animal

Piel – Los tumores de la piel en animales son muy comunes, sobre todo en perros viejos, pero mucho menos comunes en gatos. La mayoría de los tumores de piel en gatos son malignos, pero en perros estos frecuentemente son benignos. Su Médico Veterinario debería examinar todos los tumores de piel en el perro o en el gato para determinar si son malignos.

Mama – El 50% de todos los tumores mamarios en perros y en un número mayor al 85% en gatos son considerados malignos. La castración de su mascota hembra entre los 6 y los 12 meses de edad reducirá mucho el riesgo de cáncer mamario. La cirugía es el tratamiento de elección para este tipo de cáncer. Es recomendable continuar con un tratamiento post-operatorio.

Cabeza y Cuello – El cáncer de boca es común en perros y menos común en gatos. Los signos a observar son: una masa en las encías, hemorragia, olor, o la dificultad al comer. Debido a que muchas inflamaciones son malignas, el tratamiento inicial agresivo es esencial. El cáncer puede desarrollarse también adentro de la nariz de tanto en gatos como en perros. Hemorragia por la nariz, dificultad de respiración, o la hinchazón facial son los síntomas que pueden indicar cáncer y debería ser verificado por su Médico Veterinario.

Linfoma – Linfoma es una forma común de cáncer en perros y gatos. Es caracterizado por el crecimiento de uno o varios ganglios linfáticos en el cuerpo. El virus contagioso de leucemia felina puede ser la causa de linfoma en algunos gatos. La quimioterapia es frecuentemente efectiva para controlar este tipo de cáncer.

El Complejo de Leucemia Felina – El virus de leucemia felina es contagioso entre los gatos y será el factor causal de diferentes tipos de cáncer. No es contagioso a los seres humanos. Mientras un amplio campo de investigación se lleva a cabo, en la actualidad no hay un tratamiento totalmente efectivo disponible para gatos positivos al virus.

Los Testículos – Tumores testiculares son raros en gatos pero son comunes en perros, especialmente en esos casos donde existe retención testicular. La mayoría de estos cánceres son evitables con la castración y, curable con la cirugía si es realizada al inicio del proceso de la enfermedad.

Los Tumores Abdominales – Los tumores dentro del abdomen son comunes en los animales, pero es difícil hacer un diagnóstico temprano. Pérdida de peso o crecimiento del abdomen son los signos de estos tumores.

El Hueso – Los tumores del hueso son la mayoría frecuentemente vistos en las razas de perros grandes pero raramente en los gatos. Los huesos de las patas, cerca de las articulaciones, son los sitios más comunes. El dolor persistente, cojera y la inflamación en el área afectada son los síntomas comunes de la enfermedad.

10 Señales Comunes

  • Las inflamaciones anormales que persisten o continúan a creciendo
  • Las úlceras que no sanan
  • La pérdida de peso
  • La pérdida de apetito
  • La hemorragia o descargas desde cualquier abertura del cuerpo de los animales
  • El olor ofensivo
  • La dificultad al comer o tragar
  • La negativa para hacer ejercicio o pérdida de la resistencia
  • La rigidez o cojera persistente
  • La dificultad al respirar, orinar o defecar

Fuente: Conciencia Animal