Buscar
sábado 20 julio 2019
  • :

Detectan casos de rabia paresiante en bovinos de Argentina

El Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) informa que se registra un foco de la enfermedad conocida como Rabia Paresiante en un establecimiento ganadero ubicado en zona de Las Varas, ubicado sobre la ruta provincial 15, en el departamento Orán, Argentina.

La enfermedad, de acuerdo a la información difundida por el organismo sanitario nacional apareció en ejemplares de ganado bovino.

En este sentido, y atento a que la enfermedad es trasmitida por las mordeduras de los murciélagos infectados, el Senasa recomendó vacunar en forma preventiva a todos los animales de la zona de Yuchán, Las Varas, y Río San Francisco en especial.

El organismo recordó que quienes necesiten tener mayor información sobre cómo prevenir la propagación de la afección deben comunicarse con la oficina del Senasa Orán, que está ubicada sobre calle 20 de Febrero esquina Arenales.

Qué es la rabia paresiante

Se denomina “rabia paralítica o paresiante” a la rabia del ganado transmitida por el vampiro común (Desmodus rotundus). Es una enfermedad epidémica, regional, focal y recurrente, cuya área endémica en la Argentina abarca la totalidad de las provincias de Misiones, Chaco y Formosa y parte de las de Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Santa Fe y Corrientes.

Según la información que brinda el organismo en su página oficial, afecta principalmente al bovino cuya población expuesta es de aproximadamente 11.000.000 de cabezas. También son afectados una cantidad indeterminada de equinos, mulares, asnales, caprinos, suidos, auquénidos y, eventualmente, el hombre.

Cuáles son los riesgos y cómo prevenirlos

El riesgo que representa esta enfermedad zoonótica para la salud se debe principalmente a los contactos entre personas y bovinos rabiosos y a los ataques del vampiro a personas.

Los primeros ocurren principalmente cuando se trata de medicar al ganado por vía oral, o cuando se lo faena para consumo o venta al comenzar los primeros síntomas de la enfermedad. En tanto que los ataques del vampiro a humanos no son frecuentes en nuestro país, pero su pueden dar en los lugares donde se ha retirado o ha mermado el ganado que con anterioridad servía de fuente de alimentación para los vampiros.

Ya que la vacunación de todo el ganado no resulta eficiente, el Senasa recomienda hacer un diagnóstico y vigilancia epidemiológica del ganado.

Diferenciar al vampiro

Es de fundamental importancia saber diferenciar al vampiro de los demás murciélagos que no deben ser dañados por ser componentes fundamentales de los ecosistemas. El vampiro es de color pardo rojizo bastante grande, de unos 40 cm de envergadura y carece de cola.

Fuente: El Tribuno