Buscar
Jueves 24 Agosto 2017
  • :

Crean carne de pollo, pato y res a partir de células de animales

El avance científico promete reducir en un 90% el consumo de agua y tierra de esta industria a nivel mundial. La producción de carne se incrementa diariamente en el mundo, haciendo de esto una matanza desmedida de ganado y aves. Las cifras son impactantes y de forma evidente, insostenibles en el tiempo.

Crean carne de pollo, pato y res a partir de células de animales.

Crean carne de pollo, pato y res a partir de células de animales.

Solo como ejemplo tenemos a JBS S.A. la mayor empresa productora de carne bovina del mundo. La compañía procesa 85 mil cabezas bovinas, 70 mil cerdos y 12 millones de aves diarias las cuales reparte en 150 países de acuerdo a información del Atlas de la Carne.

Por otra parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura informa que la producción de pollos para carne y huevos ha experimentado el mayor incremento en las últimas décadas y predice que el pollo vendrá a ser la carne más consumida del mundo para el año 2020.

Tras comentarles toda esta información, tengo una noticia que no sé si es buena o mala. Pero si es muy interesante. La empresa estadounidense Memphis Meats ha creado un nuevo producto gracias a la ciencia que podría terminar con la explotación del ganado y las aves de corral.

La compañía anunció que empezará a vender carne que no requiere matar a ningún animal, lo que se conoce como “aves de corral limpias”. Este avance incluso cuenta con el apoyo de asociaciones de animales como PETA.

¿Cómo funciona esto?

Aunque ustedes no lo crean, los científicos que trabajan para Memphis Meats toman células animales y con suero fetal de los mismos -que proviene de terneros y pollitos no nacidos- inician el proceso de cultivo en contenedores como los que se usan para fabricar cerveza artesanal. O sea, alimentan las células animales que luego se convertirán en carne.

La empresa norteamericana ya ha experimentado con carne bovina y en 2016 anunció las primeras albóndigas cultivadas en laboratorio. ¿Cómo? Cultivando tejido muscular de vaca en un ambiente estéril.

Ahora Memphis Meats informó que han logrado esto mismo pero con las aves.

“Es emocionante presentar el primer pollo y el pato que no requieren la crianza de animales. Esto es un momento histórico para el movimiento de la carne limpia”, comentó el co-fundador y CEO de Memphis Meats, Uma Valeti.

Según informa el Business Insider, la empresa está trabajando en reducir los costos de producciónpara comenzar a ofrecer sus productos en 2021.

“Nuestro objetivo es producir carne de mejor manera, para que sea deliciosa, asequible y sostenible”, agregó Valeti en un comunicado.

Entonces, viene la pregunta de la sostenibilidad. ¿Puede esto reducir el daño de la industria ganadera en el medio ambiente?

¿Sustentabilidad a cambio de qué?

Sabias que para producir un kiló de carne bovina se necesitan15.500 litros (15,5 metros cúbicos) de agua. O que durante su vida una vaca consume 1.300 kg de granos y 7.200 kg de forraje. Con los datos que les entregamos anteriormente solo hay que sacar la cuenta si solo una empresa procesa 85 mil cabezas bovinas diarias. Es obvio que el recurso hídrico está en peligro de desaparecer de la faz de la tierra.

De acuerdo a lo que se ha comentado con este tipo de producción de carne de ave, pollo y pavo,  ésta reduciría el uso de agua y tierra en más del 90% y también reduciría las emisiones de CO2.

“El pollo y el pato están en el centro de la mesa en tantas culturas alrededor del mundo, pero la forma en que se crían las aves convencionales crea grandes problemas para el medio ambiente, el bienestar de los animales y la salud humana”, comentó Valenti. “Nuestro objetivo es producir carne de mejor manera, deliciosa, asequible y sostenible”, agrega.

Ahora, me pregunto qué pasa con el sabor y la calidad del producto. O ¿Cómo responde el cuerpo humano a este tipo de alimento de laboratorio tras una o dos décadas de consumo? Eso no lo sabremos en muchos años más.

Por ahora, les cuento que el experto gastronómico The Wall Street Journal fue invitado a una degustación de este producto y comentó que la carne es realmente muy parecida a la proveniente de animales y que la presentación en el plato lo impresionó.

Fuente: Agroalimentando