Caballos pueden sufrir trastornos neurológicos tras la administración de antibióticos

Se ha observado que algunos caballos sometidos a un tratamiento antibiótico con una combinación de trimetoprima y sulfonamida, ambos de uso común, manifiestan alteraciones neurológicas, según una noticia aparecida en thehorse.com. Este hecho ha llevado a los investigadores a advertir a los veterinarios y propietarios sobre sus posibles efectos secundarios. También recomiendan que los veterinarios avisen de las potenciales reacciones adversas de los medicamentos.

Estas reacciones adversas se definen como consecuencias no buscadas que se producen cuando las medicaciones se administran en las dosis de rutina. Por ejemplo, después de administrar una combinación de trimetoprima y sulfonamida a los caballos, éstos pueden sufrir diarrea, aunque esta reacción adversa en particular no se produce de forma más frecuente con esta combinación de antibióticos de lo que se produce con el uso de otros.

A diferencia de la diarrea, los trastornos neurológicos en caballos tras la administración de antibióticos que contienen sulfonamidas con o sin trimetoprima son extremadamente raros; ésta es la primera noticia de dichas reacciones en caballos. Alice Stack, MVB, Dipl. ACVIM, y Hal Schott II, DVM, PhD, Dipl. ACVIM, ambos del Michigan State University’s College of Veterinary Medicine, examinaron los siguientes caballos después de que los animales recibieran una combinación de los citados antibióticos:

*un Clydesdale castrado de 9 años con neumonía secundaria a una obstrucción esofágica que manifestaba un comportamiento muy agitado en respuesta al sonido y al contacto y  levantaba las cuatro patas de forma independiente y repetida;

*un Pura Sangre Inglés castrado de 25 años que desarrolló un paso anormal y un estado mental apagado (el animal parecía deprimido);

*una yegua Clydesdale de 5 años que mostró un estado mental alterado (en este caso, excitación) e hiperestesia (es decir, una sensibilidad excesiva);

*una yegua Pura Sangre Inglesa de 12 años (a los 9 meses de gestación) que se volvió letárgica, pero que reaccionaba de forma exagerada al enfrentarse a los estímulos diarios, como una persona es su establo, y que también desarrolló un paso anormal;

*una potra de 7 días que recibió de forma accidental una sobredosis de pirimetamina y sulfonamida que empezó a girar hacia la izquierda y a masticar de forma incesante.

Todos estos animales se recuperaron completamente después de que los veterinarios dejaran de darles la combinación de antibióticos. Se necesita más investigación para determinar cómo y por qué esos medicamentos inducen problemas neurológicos en estos animales. Hasta que los veterinarios entiendan mejor esta reacción, Stacks recomienda buscar la ayuda inmediata de un veterinario para que realice una completa revisión neurológica si el animal muestra signos neurológicos mientras está siendo tratado con esta medicación. Esto es importante ya que otras condiciones, como la rabia o la encefalomielitis equina del Este, pueden presentar inicialmente los mismos signos clínicos.

Fuente: Portal Veterinaria Argos (Este estudio se publicará en la próxima edición de Equine Veterinary Journal, aunque el abstract ya se puede consultar online. A. Stack, H. C. Schott II. Suspect novel adverse drug reactions to trimethoprim-sulphonamide combinations in horses: A case series Equine Veterinary Journal).
Foto: www.Hormiga.org