Buscar
miércoles 21 agosto 2019
  • :

Buscando marcadores de virulencia para la enfermedad de Glässer en cerdos

Haemophilus parasuis causa infecciones respiratorias y sistémicas en el cerdo, que causan importantes pérdidas económicas en el sector productivo porcino. Estas infecciones son un problema re-emergente y afectan principalmente a lechones recientemente destetados, aunque también tiene impacto en animales de mayor edad.

Las infecciones sistémicas producidas por H. parasuis se caracterizan por poliserositis y meningitis (Fig. 1), y se conocen con el nombre de enfermedad de Glässer. Por otro lado, existen cepas no virulentas de H. parasuis que forman parte de la microbiota normal del tracto respiratorio superior de los cerdos sanos. Hoy en día la confirmación de la virulencia de las cepas todavía depende de la reproducción experimental de la enfermedad en animales susceptibles.

Las distintas cepas de H. parasuis se pueden clasificar utilizando características serológicas (serovar) o características genéticas (genotipo). En este estudio se examinó la relación entre la clasificación de las cepas por esos métodos y su capacidad de producir infección en lechones.

Fig. 1.- Meningitis causada por Haemophilus parasuis (cepa Nagasaki). Las flechas señalan el excesivo grosor de la meninge debido a la inflamación.

En las infecciones realizadas se observó una correlación entre la severidad de la enfermedad y las lesiones producidas y la cantidad de H. parasuis recuperado de cada lesión. Sin embargo, cepas pertenecientes al mismo serovar demostraron distinta capacidad infectiva en los lechones, indicando que el serovar no es totalmente fiable para predecir la virulencia de las cepas. En conjunto, la capacidad patogénica de las cepas en los animales no se correspondió totalmente ni con su serovar ni con su genotipo (Tabla 1). Por lo tanto, más estudios son necesarios para identificar marcadores de virulencia que puedan sustituir las infecciones animales para realizar estudios de virulencia de H. parasuis.

Además, se pudo reproducir la enfermedad de Glässer mediante la inoculación de una cepa de H. parasuis aislada de la cavidad nasal de un jabalí. Estos resultados indican que existen cepas virulentas de H. parasuis en jabalí y sugiere la posibilidad de que se produzca esta enfermedad en jabalí en circunstancias de producción intensiva.

Tabla 1. Clasificación serológica (serovar) y genética (genotipo) de las cepas de Haemophilus parasuis utilizadas en este estudio y su capacidad para producir enfermedad en lechones. a: Esta cepa se aisló de jabalí. V: virulento; MV: moderadamente virulento; NV: no virulento. * En 1 de los 6 animales.

Referencias
“Correlation between clinico-pathological outcome and typing of Haemophilus parasuis field strains”. Aragon V, Cerdà-Cuéllar M, Fraile L, Mombarg M, Nofrarías M, Olvera A, Sibila M, Solanes D, Segalés J. Vet Microbiol. 2010 May 19;142(3-4):387-93.

Fuente: Virginia Aragón Fernández Uab-Centre de Recerca en Sanitat Animal (CreSA)
Foto y gráfico: Uab