Buscar
lunes 19 agosto 2019
  • :

Brasil impulsa reemplazo de animales de experimentación

El gobierno brasileño reconocerá por primera vez la adopción de métodos alternativos al uso de animales en investigaciones científicas, apoyando así el reemplazo progresivo de estos animales por alternativas validadas e internacionalmente aceptadas.

La resolución (4 de julio), es parte de un proceso que se inició con la creación en 2008 del Consejo Brasileño de Control de Experimentación Animal (Concea), y que busca minimizar la cantidad de animales que usados en investigación.

Si bien en Brasil no está prohibido el uso de métodos alternativos a los animales de laboratorio, a veces los estudios hechos con ellos no cuentan con aceptación de la propia comunidad científica. A esto se suma la presión social y de comités de ética en investigación, que no permiten exagerar el uso de animales.

Para Eduardo Pagani, gerente de desarrollo de fármacos del Laboratorio Nacional de Biociencias (LNBio), “los métodos validados por el Concea no presentarán ninguna limitación al trabajo de los investigadores, pues se asegurará que las pruebas presentan resultados similares a los métodos tradicionales con animales”.

Según la resolución, las instituciones interesadas en validar sus métodos deberán estar asociadas a la Red Nacional de Métodos Alternativos (Renama), compuesta por laboratorios públicos y grupos de investigación enfocados en la concepción, validación y certificación de métodos experimentales alternativos al uso de animales.

Tras la validación, las instituciones tendrán hasta cinco años para reemplazar sus métodos de experimentación originales por el alternativo.

Desde 2012 el gobierno brasileño está haciendo convocatorias a través del Renama para el desarrollo de métodos alternativos al uso de animales.

Entre los que se están en curso se cuentan el uso de larvas e invertebrados, además de pruebas inmunoenzimáticas para probar la calidad de vacunas y sueros.

Otro método es el desarrollo de “una piel similar al tejido biológico humano y a los tejidos usados en pruebas de eficacia y seguridad de cosméticos y medicamentos de aplicación local”, dice a SciDev.Net la coordinadora del proyecto, Silvya Stuchi Maria-Engler, de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Sao Paulo.

Según Maria-Engler, la resolución permitirá que los investigadores reevalúen sus métodos tradicionales. Pero, advierte, “los animales todavía son indispensables, por ejemplo, para el desarrollo de medicamentos que deben ser metabolizados por otros órganos para que tengan la acción deseada”.

Paralelamente, investigadores de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad Estatal Paulista están usando larvas de Galleria mellonella (polilla de la cera) en pruebas de toxicidad de ciertas sustancias, pues éstas tienen células similares a las del sistema inmunológico humano.

“Todavía no hay métodos alternativos validados en Brasil”, dice a SciDev.Net. “Lo que hacemos es traer al país métodos validados internacionalmente, los cuales se aplican básicamente a estudios toxicológicos exigidos por órganos regulatorios para comprobar la seguridad de productos”, señala Pagani.

Fuente: Scidev