Buscar
Martes 27 Junio 2017
  • :

A Bs.10 millones llegarían pérdidas por caballos sacrificados

Los dueños de los 58 ejemplares sacrificados entre diciembre y enero -por un brote de anemia infecciosa equina en el hipódromo de Santa Rita- solicitaron ayer de manera formal al Instituto Nacional de Hipódromos (INH) la indemnización de las pérdidas causadas como consecuencia del foco infeccioso.

La solicitud se hizo en medio de una reunión escenificada en el óvalo de la Costa Oriental del Lago y a la cual acudieron los representantes de los gremios de propietarios, caballerizos, entrenadores, jinetes y veterinarios con el propósito de tocar el asunto del caso infeccioso. Los directivos se reunieron con Jesús Hernández, director de actividades hípicas; Fernando Valentino, director nacional, y Carlos Aigster, director regional.

Solicitan indemnización

Idairo Polanco, presidente de la Asociación de Propietarios Hípicos del Zulia (Asuprozulia), se pronunció con respecto al caso: “Aquí hay responsabilidad del INH. Se habla de casi dos años sin hacer coggings (método que determina el diagnóstico) a los ejemplares. Los veterinarios dicen que sí se hacían pruebas, pero los entrenadores dicen que no se estaba cumpliendo con los controles. No creo que se cumplieran porque no hubiese tantos casos de caballos infectados. Tal vez uno que otro, pero no de forma masiva […] Ojalá no salgan más ejemplares con la anemia infecciosa. La población equina se ve muy mermada. Sin embargo, somos optimistas con relación a los próximos resultados. No debería haber ningún caso más”.

“Es una situación que ha golpeado mucho al hipismo zuliano. Estamos solicitando a las autoridades una indemnización -sino de la totalidad-, al menos algo que pueda cubrir lo que representó en pérdidas. Me dicen que en los próximos días se le presentará el caso al ministro de Deporte, Antonio Álvarez. En estos momentos no preciso la cifra total, la tendré próximamente, porque cada ejemplar tiene un costo distinto. El precio de un equino puede llegar a 450 mil bolívares, pero de los que fueron sacrificados van de 250 a 100 mil. Hay alrededor de 34 o 35 propietarios afectados”, dijo Polanco a La Verdad.

¿Corrían en carreras de pueblo?

El directivo no expresó tener conocimiento sobre si efectivamente se desarrollaban “carreras de pueblo” con participación de caballos del óvalo de Palmarejo. “Esos son rumores y la verdad es que no tenemos las pruebas para demostrarlo. Las autoridades del hipódromo nos dijeron que están detrás de todo esto. Es algo delicado y nos dicen que están procediendo con investigaciones”. Polanco se mostró más cauto sobre la posibilidad de que se presenten casos de la AIE en hipódromos como La Rinconada y Valencia. “Lo que pasa es que tenemos entendido que en esos recintos sí se cumplían con las controles respectivos”.

También se pudo conocer que las autoridades del hipódromo se comprometieron a activar un puesto de cuarentena para atender a los purasangre afectados. “Es algo que no tenemos. Debido a eso, nos vemos obligados a sacrificar a cada caballo sospechoso porque no podemos correr riesgos”, confesó Polanco. Además, se anunció que próximamente se establecerá un asentamiento del Ejército dentro del recinto ritense. “Es algo que sería muy positivo porque nos ayudaría a alejar a esa gente que no le hace bien al hipismo zuliano. En unos 15 días deberían finiquitar eso”.

El pasado martes el Servicio de Sanidad Animal del organismo hípico volvió a tomar muestras de los casi 400 ejemplares que están alojados en el escenario de Santa Rita. Pero pidieron agilizar el proceso al Instituto Nacional de Salud Integral (Insai) para obtener los resultados la próxima semana.

En cifras

58 ejemplares fueron puestos a dormir por padecer anemia infecciosa.

10 millones de bolívares es el estimado de las pérdidas totales por ejemplares sacrificados.

12 por ciento de la caballada (aproximadamente) fue afectado en Santa Rita.

35 dueños de ejemplares se vieron forzados a acceder al sacrificio de sus animales.

250 mil bolívares pueden llegar a costar algunos de los equinos sacrificados.

Fuente: La Verdad