Buscar
viernes 19 julio 2019
  • :

61% de enfermedades infecciosas en personas pueden venir de contacto con animales

Hay muchos ejemplos de patógenos transmitidos por los animales como la gripe aviar, rabia, toxoplasmosis o la enfermedad de las vacas locas.

El secretario del Colegio de Veterinarios de Vizcaya y representante de España en Bruselas en la Federación de Veterinarios Europeos (FVE), Álvaro Mateos Amann, ha avisado de que el 61 por ciento de las enfermedades infecciosas de las personas pueden venir del contacto con animales.

El experto, que se ha pronunciado así durante una intervención en la ‘Semana de Humanidades de la Academia de Ciencias Médicas’ de Bilbao, ha puesto de manifiesto la contribución de la profesión veterinaria en la salud pública. En este sentido, ha explicado que la población cree conocer cuál es la función de los veterinarios pero no sabe que desempeñan también un “importante” papel en el cuidado de la salud de las personas y en la protección del medio ambiente y la economía.

Logran que los alimentos que comemos sean seguros para frenar enfermedades de los animales que se extienden a las personas. Hay múltiples ejemplos de patógenos transmitidos por los animales como la gripe aviar, rabia, toxoplasmosis o la enfermedad de las vacas locas. El control que se ejerce en toda la cadena de producción de los alimentos forma parte de nuestro cometido”, ha señalado.

En este contexto, el experto ha explicado que la ayuda de los veterinarios en la vigilancia y prevención de graves enfermedades significa que los ganaderos de toda Europa pueden desarrollar una actividad económica fuerte. Además, Mateos Amann ha indicado que se trabaja con el fin de asegurar que se puedan producir suficientes alimentos para la población.

“Veterinarios especializados en la higiene de los alimentos trabajan en toda la cadena de producción de los productos que consumimos a diario. Desde los mataderos, las lonjas de pescado, cualquiera de industrias alimentarias de los alimentos que consumimos hasta los comercios, realizando los controles sanitarios de las instalaciones y los productos, asegurando su aptitud para el consumo”, ha desgranado.

Por otro lado, el experto ha explicado que los veterinarios asesoran a los ganaderos para un uso “más adecuado y respetuoso” de los recursos naturales, orientando además en el uso de medicamentos y productos químicos de manera responsable y tratando los residuos de una forma adecuada. También, prosigue, colaboran en la control oficial, gestión y tratamiento de los residuos de origen animal generados: granjas, mataderos e industrias de alimentación.

“Uno de los retos actuales conjuntos entre las distintas profesiones sanitarias (incluidos los veterinarios) es la lucha contra las resistencias a los antibiótico. Todo ello remarcado en el contexto de una salud que integra la salud humana y la salud animal. Este principio está llevando a la colaboración de distintas profesiones para lograr avances significativos en la salud pública”, ha zanjado.

Fuente: El Periodico