Buscar
Martes 25 Abril 2017
  • :

Avestruz: un negocio que se proyecta como la ganadería del futuro en Colombia

Mide hasta 3 metros de altura, puede llegar a pesar 240 kilos y su carne es roja como la de los bovinos. Tiene dos estómagos y no posee buche. Es un ave que corre pero no vuela, y como los rumiantes, se alimenta de gramíneas. Para rematar, es la envidia de muchos hombres: a cada macho le corresponde dos hembras, que es la unidad de reproducción conocida en ese mundo como el trío.

Esta combinación de propiedades hace del avestruz un animal extraordinario, tildado hoy como la ganadería del futuro, que en Colombia gana terreno.

Avestruz 3

Por ser originario de África, su cría a gran escala requiere de condiciones específicas en clima y suelo, y por ello no todos los departamentos del país son aptos para ello. En Colombia, según datos de la Asociación Nacional de Avestruceros, la población de estos animales puede alcanzar unos 3.600, de los cuales entre 2.800 y 3.000 están en fase de producción.

El sur del Tolima emerge como el departamento fuerte en la cría de estos animales. De allí son entre 5 y 6 criaderos, de unos 37 a 45 tríos en promedio, y le siguen Meta, Valle, Cauca, Antioquia, Huila y Nariño, que se han metido en el negocio.

“Se cuentan por tríos porque cuando se hace la conversión contra productividad, la mayor rentabilidad en fertilización se da en tríos. No obstante, también se conforman parejas pero con menos rentabilidad”, señala el presidente de la Asociación, Fabio Giraldo.

El estruthio camelus, como es el nombre, se cría en climas cálidos, y las especies cuello rojo, cuello azul y cuello negro o african black, que son las más trabajadas en el país, requieren de un suelo plano y arenoso en un clima con humedad relativa y régimen de lluvias bajo.

Aunque los avestruceros señalan que la rentabilidad, hablando en términos de negocio, es muy alta -como mínimo el 50% pero puede superar el 100% anual- la inversión inicial es considerable.

“La dinámica del negocio no es barata porque las inversiones son altas en principio, y se comienza a hacer punto de equilibrio entre 36 y 48 meses. De ahí para adelante el negocio es más fácil, pero requiere de cuidado y dedicación”, dijo Giraldo.

En palabras sencillas, para tener un criadero con fines de explotación comercial, se debe adquirir como mínimo 3 tríos. Pero para ver rentabilidad entre los 36 y 48 meses, el negocio debe empezar con 5 o 6 tríos. Las cuentas que hace Giraldo, es que 3 tríos de 18 meses cuestan unos $45 millones, y el sostenimiento por año oscila entre los $10 y $12 millones en sólo comida. En síntesis, para hacer un criadero de 3 tríos, dice Giraldo, con toda la implementación, hay que contar con unos $200 millones.

Pero con dedicación y paciencia vienen los resultados. La vida útil en reproducción de un macho y de una hembra es de 40 años, y en total viven hasta 80 años. Lo que marca la rentabilidad, para quien invierta en estos espigados animales, viene de muchos factores. Del avestruz se aprovecha casi todo, y se negocia desde la piel -que es considerado el producto bandera en explotación-, las plumas, el aceite, la carne, los huevos, los animales en sí, y hasta el pico y las pestañas.

Y las cifras sobre lo que se paga por estos productos son sorprendentes. Un kilo de carne puesta en supermercado (hoy está en almacenes de cadena para estratos altos) vale entre $50.000 y $55.000. Un kilo de plumas, apetecidas para limpiadores de equipos electrónicos, puede llegar a valer $200.000. La piel cuesta unos $800.000 entre 1 y 1,2 metros cuadrados, y es empleada en artículos de marroquinería. Y el aceite, que contiene omega (3, 6 y 9), puede valer $1.000 el gramo. Otros productos son utilizados en artesanías y en artículos especiales, como las pestañas, que se emplean en pinceles de fino calado.

Pero lo que ha hecho carrera como la ganadería del futuro, lo concentran otras estadísticas que hacen al avestruz tan diferente como parecido a los bovinos. Giraldo dice, por ejemplo, que mientras se tienen menos de 10 vacas en 2 o 3 hectáreas, en sólo una se pueden criar 40 0 50 avestruces. Para tener sólo un ternero se necesitan 18 meses, pero el avestruz puede entregar 25 animales en 14 meses. Si bien es un ave, la carne es roja y aparece como el perfecto complemento para quienes, por razones médicas, tienen prohibido consumir carne de res.

Sin embargo, los costos de productos como la carne, no parecen acercar el avestruz al consumo masivo en Colombia. No obstante, en Chile se ha logrado porque el gobierno subsidia los criaderos, lo que ha bajado los costos.

Comercializadora, un punto clave

En términos generales, el negocio de los criaderos de avestruces en Colombia es nuevo, pero la Asociación Nacional de Avestruceros dio un paso adelante y montó una comercializadora de carne y subproductos de este animal para atender el mercado de exportación y el interno. Según el presidente de la agremiación, Fabio Giraldo, ya tiene pedidos de pieles de Argentina e Italia, y han logrado hacer unas pequeñas exportaciones de carne. “La marroquinería apetece la piel de avestruz por su calidad. Por ejemplo, en las tiendas Mario Hernández un conjunto de bolso y zapatos se vende en $5 millones”. En pocos días tendrá un permiso del Invima para hacer sacrificios.

Fuente: Mundo Agropecuario