Buscar
Martes 25 Abril 2017
  • :

La valorización de un subproducto avícola: las plumas

Las plumas pueden ser otra fuente de ingresos para los procesadores avícolas, según un informe de la entidad australiana Poultry CRC.

El aprovechamiento de las plumas

El plumaje supone entre el ocho y el diez por ciento del peso vivo del pollo, y en la actualidad los productores avícolas de Australia generan entre 86.000 y 111.000 toneladas de plumas cada año. La mayoría se destina a la fabricación de piensos animales, con un beneficio inferior a un dólar australiano por kilogramo.

Pollos 8

Con un contenido proteico cercano al 90 por ciento, la pluma de pollo es una fuente de proteína rica y renovable. Sin embargo, la proteína de la pluma se halla en forma de queratina, sustancia muy compleja e indigerible.

La queratina hidrolizada tiene múltiples aplicaciones industriales como son la alimentación animal, fertilizantes, cosméticos para la piel y tratamientos capilares, curtido de pieles, películas biodegradables y excipiente para insecticidas y otros principios activos.

El coste del hidrolizado de queratina de calidad cosmética se sitúa actualmente entre 50 y 130 dólares australianos por kg.

En definitiva, la transformación de las plumas en queratina hidrolizada puede añadir un valor sustancial a este producto de desecho, al mismo tiempo que paliar los problemas ambientales que acarrea su eliminación.

La Dra. Netsanet Shiferaw Terefe y su equipo de CSIRO investigan la posibilidad de recuperar hidrolizados de queratina de alta calidad a partir de las plumas de desecho.

Con una combinación de procesos ultrasónicos y biológicos, el proyecto de la Dra. Netsanet pretende concebir un proceso enzimático facilitado por ultrasonidos que sea eficiente y rentable y que valorice este residuo avícola.

Los hidrolizados de queratina

La Dra. Netsanet aclara: “ Existen varios tipos de procesos para transformar los materiales queratináceos en hidrolizados de queratina más accesibles”.

“En líneas generales, tales métodos se dividen en biológicos, termoquímicos o hidrotérmicos”.

“La mayoría de los métodos patentados para la hidrólisis de la queratina se basan en procesos termoquímicos”.

“Los métodos biológicos recurren a microorganismos queratolíticos o bien a enzimas producidas por los mismos. Las queratinasas del género bacteriano Bacillus, en especial la de Bacillus licheniformis, son bien conocidas”.

Y añade: “Los métodos microbiológicos y enzimáticos cuentan a su favor con el ser respetuosos con el medio ambiente, generar hidrolizados de gran calidad con mejor digestibilidad y biodisponibilidad al tiempo que conservan el máximo de aminoácidos asimilables”.

“El mayor inconveniente de los métodos biológicos es el coste del procesamiento (tiempo de procesamiento largo) y el alto coste de las enzimas”.

“Una estrategia factible para mejorar la eficiencia de la hidrólisis de la queratina radica en el uso de los ultrasonidos”.

“La aplicación de ultrasonidos en las condiciones adecuadas puede mejorar la cinética de las reacciones enzimáticas, reduciendo así la cantidad necesaria de enzimas o el tiempo de reacción”.

Hasta el momento la labor de la Dra. Netsanet ha dado fruto con el desarrollo de un proceso a escala de laboratorio para la hidrólisis de las plumas y la purificación del hidrolizado.

“El producto resultante de las etapas finales de liofilizado y nanofiltración ronda el 80 por ciento de pureza”, asegura.

El hidrolizado presenta una solubilidad y un perfil de aminoácidos excelentes y propiedades emulsificantes y espumantes comparables a las de otros ingredientes proteicos como la caseína de la leche, a la par que una capacidad antioxidante muy elevada, comparable a la de las fresas.

“Tal vez sea necesario optimizar el proceso de separación según la funcionalidad y el perfil de péptidos deseados para una aplicación dada”.

Los resultados del proyecto podrían permitir al sector de los procesadores avícolas obtener beneficios sustanciales de las plumas, lo que redundaría en su sostenibilidad económica y ambiental.

Fuente: El Sitio Avícola