Buscar
Miércoles 29 Marzo 2017
  • :

Guía para encontrar rápidamente a un hámster perdido

Un hámster perdido es un peligro para sí mismo y para los demás. Siempre existe el riesgo de que roa un cable eléctrico y se electrocute, o que sea pisado accidentalmente por un miembro de la familia (con el trauma que ello conlleva), o que sea devorado por otra mascota del hogar o de un vecino.

¡Cuando en casa se pierde el hámster se declara un estado de alerta total! Esta es la estrategia que nos ha resultado práctica para encontrar a un hámster perdido, ¡sano y salvo!

#1 Deja trozos de su alimento favorito en el piso

La mejor estrategia es dejar trozos de su alimento favorito en sitios visibles del piso de cada habitación. De esta forma puedes descubrir en qué habitación está (cuando veas que la cantidad de alimento disminuye), y quizás hasta lo encuentres comiendo.

#2 Asegúrate de cerrar las puertas

Una vez que descubres en qué habitación está, el siguiente paso es asegurarte de que las puertas de esa habitación estén siempre cerradas, para que no pueda salir de allí y que tampoco puedan entrar otros animales que puedan poner en riesgo su vida.

En este punto quizás ya puedas atraparlo moviendo cuidadosamente algunos muebles. Si no es así, avisa al resto de la familia que anden con cuidado en esa habitación, y que siempre dejen la puerta cerrada.

#3 Coloca su jaula en el piso

Ahora que sabes en qué habitación está, coloca su jaula en el piso con la puerta abierta, lo más cerca posible del lugar donde crees que se está escondiendo. ¡Y llena la jaula con sus alimentos favoritos!

#4 Desparrama harina en el piso

Si a las 24 horas de dar el paso anterior el hámster no está en su jaula, prueba lo siguiente: apila sus alimentos favoritos en el piso y alrededor desparrama un círculo de harina. En algún momento el hámster irá a comer y, al pisar la harina, dejará huellas que indicarán dónde se esconde.

#5 Asegura su jaula para que no vuelva a escapar

Una vez que lo encuentres y vuelva a su jaula, asegúrate de que la misma está perfectamente cerrada, que no tiene espacios por los cuales puede escapar, y que está apoyada en un lugar seguro, lejos de las otras mascotas de la casa.

¡Recuerda que los hámsteres son grandes artistas del escape y son más que capaces de escurrirse a través de los agujeros más pequeños!

Fuente: HogarTotal