Buscar
Miércoles 29 Marzo 2017
  • :

Tips para cuidar a tu gato en Navidad

Si tienes un gato y sobre todo este no es muy viejo, sabes muy bien lo inquietos que son y cómo les gusta jugar con los hilos, cuerdas y otros objetos. Así que la Navidad se convierte en una verdadera acumulación de peligros para estas mascotas aunque ellas solo pretendan jugar. Es mejor estar prevenir para que tu gato no corra riesgos en Nochebuena.

Cuidado con el árbol de Navidad

A muchos gatos les encanta treparse al árbol de Navidad para intentar jugar con las luces y los adornos. Por eso, ten cuidado y sujeta de alguna forma el árbol, quizá una buena idea puede ser atándolo a algún soporte en la pared. De este modo, al menos evitarás que el árbol se caiga con gato y todo al piso, o lo que sería peor encima de tu mascota.

Segundo enemigo, las velas

En este aspecto tienes dos opciones: o bien prescindes de las velas, o las colocas fuera del alcance de tu amigo felino. A ellos les encanta dormir cerca de sitios cálidos o de objetos que irradian calor, por eso las velas les resultan muy atractivas, pero definitivamente son muy peligrosas para ellos.

Los regalos solo para los humanos

A los gatos les encantan los colores brillantes, las cintas y los paquetes. Tanto así, que no sería raro que te lo encuentres masticando alguno de los obsequios que has colocado debajo del árbol. Esto puede enviarle directamente al veterinario, ya que el papel es sumamente tóxico para los gatos. Es mejor que tu mascota esté fuera de la casa o que los regalos no estén debajo del árbol.

Plantas tóxicas

Hay plantas que son típicas en éstas fiestas y que resultan venenosas para las mascotas, por ejemplo; flor de pascua, hiedra, tejo, acebo, muérdago. Es conveniente tenerlas fuera de su alcance o no tenerlas, ya que con tan solo masticar alguna de ellas podría envenenarse.

Comida de fiesta

Si quieres hacerle comida especial a tu felino, prepárale algo que sea adecuado para él. No cometas el error de convidarle con la cena de Nochebuena tan aderezada, condimentada y pesada hasta para los humanos.

No adoptes ni regales un gato para Navidad

Esta es la peor época del año para adoptar un gato, dado que nadie tiene tiempo para atender a una mascota recién llegada, la cual tendrá que adaptarse al sitio, costumbres y al nuevo hogar en general. Hay mucho ruido y cosas que pueden representar un peligro para ella.

Tu gato aparte

Entre tanto bullicio que suele haber en Navidad, es mejor apartar a tu gato. Llévalo a una habitación en donde tenga sus juguetes, su sitio para dormir y su caja de arena. Así estará tranquilo y no se verá expuesto a peligros innecesarios.

Entre tantos preparativos para la cena de Nochebuena y el día de Navidad, no olvides de cuidar y atender a tu gato. Tu mascota felina también se merece pasarla bien.

Fuente: Imujer