Buscar
Jueves 23 Marzo 2017
  • :

Informe sobre la situación epidemiológica del virus de schmallenberg marzo 2012

Durante el verano del 2011, los servicios veterinarios del Estado de Renania del Norte-Westfalia en Alemania investigaron numerosos casos clínicos de lo que en un primer momento pensaron que era una variante no conocida del virus de la lengua azul.

Los principales síntomas que presentaban los animales afectados se caracterizaban por ser muy inespecíficos como hipertermia, pérdida de la condición corporal, diarrea, anorexia, disminución de la producción láctea. Este cuadro se resolvía por sí mismo al cabo de dos o tres días.

De manera coincidente en el tiempo, los servicios veterinarios holandeses describieron cuadros clínicos similares en explotaciones bovinas situadas en la parte oriental del país, región limítrofe con el estado alemán afectado.

Tras descartar por métodos laboratoriales la presencia del virus lengua azul, diarrea vírica bovina y otros pestivirus y herpesvirus, enfermedad hemorrágica epizoótica y fiebre del valle del Rift, recurrieron a métodos metagenómicos para determinar la presencia de material genético de agentes patógenos. Este análisis reveló la presencia de secuencias genómicas víricas que indicaban la presencia de un nuevo virus no identificado hasta la fecha y se incluyó taxonómicamente en el género Orthobunyavirus (familia Bunyaviridae) nuevo virus fue denominado ‘virus de Schmallenberg’ debido a la ciudad de procedencia de los primeros animales afectados.

Cronología de la enfermedad en Europa

Países Bajos: primera confirmación el 8 de diciembre de 2011,

– En Bélgica: primera confirmación el 23 de diciembre de 2011,

– En Reino Unido: primera confirmación el 23 de enero de 2012,

– En Francia: primera confirmación el 27 de enero de 2012.

– En Italia :primera confirmación el 20 de febrero de 2012

– En Luxemburgo: primera confirmación el 20 de febrero de 2012

– En España: primera confirmación el 13 de marzo de 2012.

A fecha de 12 de marzo, el agente causal se ha detectado en las siguientes explotaciones:

– Alemania: en 894 explotaciones, siendo 93 de bovino, 761 de ovino, 40 de caprino.

– Países Bajos: en 153 explotaciones siendo 47 de bovino, 101 de ovino y 5 de caprino.

– Bélgica: en 213 explotaciones, siendo 60 de bovino, 151 de ovino y 2 de caprino.

– Reino Unido: 121 explotaciones, siendo 113 de ovino y 8 de bovino

– Francia: 670 explotaciones, siendo 634 de ovino, 26 de bovino y 10 de caprino.

– Luxemburgo:7 explotaciones, siendo 6 de ovino y 1 de caprino

– Italia:1 explotación mixta de bovino-caprino

Clasificación taxonómica del virus de Schmallenberg

El virus de Schmallenberg ha sido incluido dentro de la familia Bunyaviridae, género Orthobunyavirus, serogrupo Simbu. Tiene una homología de entre el 60 y el 95% con los virus Akabane, Aino y Shamonda.

Síntomas clínicos

Los síntomas clínicos de esta enfermedad son muy inespecíficos siendo similares a otras muchas enfermedades (lengua azul, diarrea vírica bovina, estomatitis vesicular, estigma contagioso, etc.). La mayoría de los animales infectados por el virus presentan fiebre, anorexia, diarrea, pérdida de condición corporal, bajada de producción pudiendo llegar hasta del 50% en bovinos de leche. Estos síntomas parecen resolverse por si mismos al cabo de dos o tres días.

Lo más característico de la enfermedad son las anomalías en el periodo perinatal, observándose partos distócicos, abortos, nacidos muertos y malformaciones en los neonatos tales como escoliosis, hidrocefalia, artrogriposis. Estos últimos síntomas han resultado ser más evidentes en ovinos que en bovinos.

Transmisión

Al igual que otros virus del género Orthobunyavirus, el virus de Schmallenberg parece que se transmite por mosquitos del género Culicoides, vectores por otra parte, ampliamente distribuidos por las regiones afectadas como así se demostró con la epidemia del serotipo 8 de la lengua azul.

Los virus del género Orthobunyavirus también han demostrado su capacidad de transmisión vertical a través de la placenta, por lo que no se puede descartar este mecanismo de transmisión para virus de Schmallenberg. Aunque parece algo menos probable, tampoco se ha podido eliminar la posibilidad de transmisión directa entre los animales.

Puede acceder al informe completo haciendo click en : http://rasve.mapa.es/Recursos/

Fuente: rasve.mapa.es