Venezuela – Reporte anual de productos avícolas 2011

28 nov, 2011

Los precios controlados para los consumidores siguen siendo un problema grave para los productores nacionales al comprometer sus márgenes de beneficio, según  expresó Clara Nuñez en el último reporte del GAIN, desde el Servicio de Agricultura en el Extranjero del Departamento de Agricultura de EUA (FAS USDA).

El sector avícola se enfrenta a un problema grave con los precios controlados ya que compromete los márgenes de beneficio. Sin embargo, los bajos precios al consumidor en productos avícolas han ayudado a fortalecer la demanda de pollo.

El Gobierno continúa desempeñando un papel activo como proveedor e importador de productos avícolas a través de las cadenas de distribución de alimentos del Estado, Mercal y PDVAL. Los productos avícolas que el Gobierno ofrece a través de las cadenas de distribución gubernamentales tienen precios controlados aún más bajos que los de los puntos de venta.

Producción
Venezuela solo produce y consume pequeñas cantidades de pato y pavo. Por lo tanto, la mayoría de las aves a las que se hace mención en este reporte son pollos.

Según los datos de FENAVI, la Federación Nacional de Avicultura de Venezuela, la media mensual de producción de pollo en 2011 está alrededor de las 80.000 toneladas métricas. Aproximadamente el 60 por ciento de la producción de pollo se concentra en la región central (estados de Aragua y Carabobo), el 20 por ciento en el oeste (sobre todo en el estado de Zulia), el 18 por ciento en la zona este y el dos por ciento al sur del país.

De manera similar, la producción media estimada de huevo para el consumo humano para 2011 es de 1.180.000 cajas de 360 unidades. Al igual que ocurre con la producción de aves, la producción de huevo está relativamente concentrada por regiones. Alrededor del 85 por ciento de la producción de huevo se concentra en la región central, el 10 por ciento en el oeste y el 5 por ciento en la zona este.

Niveles domésticos de producción en la cadena avícola enero a marzo de 2011

Política de producción
El sector avícola es fuerte y organizado además de estar integrado verticalmente y bien gestionado. Estas características son la clave de un crecimiento de la producción sostenido a pesar de la política de control de precios, que no permite a los productores aumentar el precio de acuerdo con los costes de producción y competir con el incremento de las importaciones de productos avícolas brasileños del Gobierno.

El sector avícola venezolano sigue encaminado hacia la modernización de las operaciones y los equipos. Al mismo tiempo, un gran número de comerciantes locales asiste a los acontecimientos avícolas como la Expo Avícola Internacional de Atlanta para adquirir nuevas tecnologías.

Según la FENAVI, el 80 por ciento de las granjas nacionales continúa utilizando métodos convencionales en la crianza de pollos y solo el 20 por ciento posee entornos controlados como galpones bioclimáticos que aumentan las tasas de reproducción y crecimiento. Los productores creen que un 50 por ciento más de este tipo de instalaciones aportaría un incremento de, al menos, un 30 por ciento en la producción de carne de pollo.

Actualmente, el sector avícola al completo representa el 30 por ciento del PIB agrícola total y alrededor del 48 por ciento de la producción animal. La producción avícola es el componente más importante de la producción agrícola en valor, siendo un 24 por ciento del total.

El Gobierno continúa desempeñando un papel activo como proveedor e importador de productos avícolas a través de las redes de distribución de alimentos gubernamentales, Mercal y PDVAL.

Disponibilidad de alimentos balanceados
El sector avícola venezolano trabaja estrechamente con los procesadores de alimentos balanceados a través de la integración vertical en la industria. Según la Cámara de la Industria Alimentos Balanceados de Venezuela, el 77 por ciento de la producción nacional de alimentos balanceados se destina al sector avícola, el 17 por ciento a la porcicultura, el cinco por ciento al sector bovino y el uno por ciento a otros sectores.

Debido a la insuficiencia en la producción nacional de granos y otras materias primas, este sector depende de las importaciones de estos productos para sus operaciones.

Consumo
Según la FENAVI, el consumo per cápita de carne total en el país es de 73,5 kg. Alrededor del 53 por ciento de esta cantidad se provee en el sector del pollo, mientras que el 33 por ciento pertenece al vacuno y el 14 por ciento al porcino.

La industria avícola contribuye con alrededor del 61 por ciento de la proteína de origen animal consumida por los venezolanos. El consumo de carne de pollo se sitúa alrededor de 112 g de proteína al día, más del doble de la segundo de la lista, la ternera.

Para ampliar los mercados, los avicultores venezolanos quieren aumentar la oferta de carne de pollo a la cadena gubernamental, que es responsable de la oferta de una gran cantidad de alimentos en este país.

Según FENAVI, el sector privado oferta entre unas 7.000 y unas 8.000 toneladas de pollo al mes a las cadenas gubernamentales y tiene planes para ampliar el volumen disponible hasta unas 25.000 toneladas al mes, lo que permitiría un aumento del 12 por ciento en la producción de pollo de 2011 pero, para conseguir este objetivo, necesita la cooperación del Gobierno.

La escasez de vacuno registrada en 2009 y 2010 continuará fortaleciendo la demanda de pollo. Entre el 80 y el 90 por ciento de la carne de ave producida en Venezuela se compra como producto fresco por las familias. El resto se destina al sector de procesamiento para producir jamones, salchichas, nuggets congelados y otros productos.


Fuente: FENAVI.

Comercio
A pesar de contar con un sector avícola nacional fuerte y capaz de cumplir con la demanda nacional, se han importado aves enteras desde Brasil en los últimos seis años, según los datos comerciales. Sin embargo, no existen estadísticas oficiales en relación al nivel exacto de importaciones.

Las ventas de pollo a la entidad gubernamental, Corporación CASA, han estado dominadas por las compañías brasileñas, a pesar de que en el primer semestre de 2010 las exportaciones a Venezuela descendieron un 14,4 por ciento de acuerdo al Ministerio de Comercio Exterior. Las importaciones avícolas desde Brasil, u otros lugares, no están sujetas ni a aranceles ni a otros cargos aduaneros.

Colombia era el principal proveedor de genética avícola de Venezuela pero después de que se suspendieran las relaciones comerciales en 2010, Brasil se convirtió en el primer proveedor de pollitas y huevos fértiles de la industria avícola. Argentina también es proveedor de genética. Colombia resumió hace poco su papel de exportador de huevos fértiles.

Políticas

Precios
Como se ha visto en reportes anteriores, los precios avícolas de venta al por menor como otros productos de la canasta básica se han controlado desde 2003. El Gobierno bolivariano no ha revisado el precio del pollo desde marzo de 2010 y la industria avícola continúa ejerciendo presión en las autoridades para que se revisen los precios del pollo y los productos avícolas porque reclaman que están perdiendo dinero y estos precios no cubren los costes de producción.

Los productos avícolas ofertados a través de las redes de distribución gubernamentales, Mercal y PDVAL, tienen precios más baratos que los precios ya controlados. La industria ha estado trabajando en mesas técnicas con diferentes ministerios para facilitarles las estructuras de costes del sector.

Mercadeo
El Gobierno ha intentado tapar el hueco en los suministros creado a través de las importaciones reducidas desde Colombia con las importaciones desde Brasil y Argentina. La importación de aves, productos avícolas, huevos o genética se hará directamente a través del Gobierno, dando preferencia a los proveedores sudamericanos.

Lea más…

Puede leer el informe entero, en inglés, al hacer clic aquí.

Fuente: elsitioavicola.com

Aves, Destacado, Estadísticas Agropecuarias
vetsupply